QUÉ SON LAS HABILIDADES DURAS Y BLANDAS

que son las habilidades duras y blandas- notas del director - Ilvem

QUÉ SON LAS HABILIDADES DURAS Y BLANDAS

Por Horacio Krell*

¿Quién te parece que triunfa en la disputa entre lo duro o lo blando? Todo es relativo. El junco es débil pero flexible y  en la tormenta se dobla pero no se rompe. En cambio el roble es muy duro pero ante el viento despiadado se quiebra.
En el ser humano las habilidades blandas son las que se adaptan a los cambios y tienen éxito al intentarlo. Pero siendo muy importantes no se trabajan en la escuela sino de modo indirecto y traban su desarrollo desde la primera infancia.
Las IB facilitan el autoconocimiento (inteligencia vocacional), las relaciones con los demás (inteligencia social), la resolución de problemas (inteligencia creativa), reconocer y manejar las emociones (inteligencia emocional), plantear objetivos y planificar cómo conseguirlos, (inteligencia estratégica) y la conexión con los valores (inteligencia espiritual).
Las habilidades duras o cognitivas se centran en la experiencia y en el aprendizaje de contenidos y conceptos. Las HB son transversales, se dan en todos los contextos de la vida y suponen el modo en que las personas se relacionan con el entorno. Cuando están bien desarrolladas hacen a las personas felices, con conductas pro-sociales y generan salud física y mental.
Quienes poseen solamente HD suelen conseguir grandes logros académicos, pero sin las habilidades blandas suelen fracasar. Por otro lado, personas con alta HB y sin estudios académicos pueden lograr una gran calidad de vida.
Un profesional puede así trabajar para una empresa dirigida por una persona sin títulos pero que posee lo que a él le falta.
La creatividad es la habilidad blanda fundamental. Deriva del latín “creare”, lo que la conecta con crecer, es decir con crear desde la nada. Grandes logros se obtuvieron de ese modo, hasta el avión fue pensado antes en la mente del hombre. El ser creativo huye de lo obvio, de lo seguro y previsible, para llegar a algo novedoso, a través de las destrezas blandas.

Dios (el creador por excelencia)

Es quien otorgó a los hombres su poder creador, pero la educación no terminó la tarea de enseñarles a convertir el espíritu en materia. Los creadores suelen hacer algo nuevo y original, de algo ya existente. Pero ser creativo es aprender a lograr un nuevo modo de ser que permita realizar creaciones significativas.  Se distingue la creatividad de la inteligencia. Esta última tendría que ver con solucionar problemas o adaptarse a situaciones nuevas.
La creatividad se conecta con la originalidad y en ver lo que nadie había captado antes (imaginación creadora). También se relaciona con la singularidad, que es la excepcionalidad con lo ya conocido. La sensibilidad del creador y su flexibilidad le permiten mejorar la forma o función de lo conocido. Su independencia de criterio le permite superar el sentido común. Por su enorme interés en lo que hace supera a la inteligencia, la razón, la conveniencia y a la voluntad.

Dos maneras de pensar

Hay un pensamiento conectado a la resolución de problemas (el pensamiento convergente o vertical), que es la capacidad para descubrir una única respuesta correcta, y el creativo (el pensamiento divergente o lateral), que es el que crea respuestas nuevas y originales. Está relacionado con la motivación, el conocimiento previo, el aprendizaje, y la independencia de criterio. Sus virtudes son su capacidad de generar muchas ideas: “Factor de fluidez”, su “Flexibilidad” para pasar de un pensamiento a otro y su “Originalidad” para concebir ideas inusuales.

El proceso creativo

Tiene cuatro etapas. Preparación: En un momento previo o remoto se adquieren conocimientos y actitudes de las que surgirá la creación. Nada proviene de la nada. Incubación. Allí el creador parece no estar pensando en el problema, sino que se aleja de él.

Proceso creativo
Proceso creativo – Que son las habilidades duras y blandas – Notas del director – Ilvem

Hay un abandono psicológico del objeto, que es lo que necesita una idea para emerger. Iluminación. Es el momento de la inspiración donde irrumpe la idea. El problema es reestructurado y aparece la solución, como en el Eureka (lo encontré de Arquímedes en la bañera).Y como dijo Picasso: “Cuando la inspiración llegue espero que me encuentre trabajando”. Verificación: es la etapa final donde la solución se somete a la crítica y al control. Es el momento en el que “Yo creo”, la primera persona de los verbos creer y crear, se expresa del mismo modo.

Habilidades socioemocionales

Las “habilidades del siglo XXI” son las personales o las características propias  de algunas personas que les permiten actuar de manera efectiva. Las habilidades sociales facilitan las relaciones positivas. Las habilidades de aprendizaje permiten adquirir saberes significativos y útiles para la vida individual y para la sociedad.

Habilidades personales

Comencemos con la Iniciativa: destreza importante para emprender algo nuevo. Resilencia: Permite superar las caídas y salir adelante. Responsabilidad: Empuja a realizar el esfuerzo necesario para realizar un proyecto. Asumir riesgos: Es no atemorizarse ante los peligros. Creatividad: Es crear cosas o modos nuevos, para alcanzar el fin. Autorregulación: Permite invertir la fuerza en su máximo potencial, descansar, tomarse un tiempo de reflexión y cuidarse para vivir una vida saludable. Adaptabilidad: Es la flexibilidad para ajustarse al grupo y al medio, sin someterse. Gestión del tiempo: Es saber fijar prioridades. Autodesarrollo: Es poder evolucionar junto con la vida.

Habilidades sociales

Trabajo en equipo: Es fundamental para integrar en un proyecto común las habilidades personales. Trabajo en red: Es la contribución de cada miembro del equipo para hacerlo más efectivo. Empatía: Imprescindible para fomentar un clima agradable en las relaciones personales. Compasión: Nutre y une a las personas.

Habilidades sociales - que son las habilidades duras y blandas - Ilvem
Habilidades sociales – que son las habilidades duras y blandas – Notas del director – Ilvem

Sensibilidad cultural: Permite abrir la conciencia a otros conocimientos y mundos y nutrirnos de ellos. Habilidades de comunicación: Aspecto necesario para transmitir y concretar los objetivos. Es imprescindible para llevar adelante un proyecto conjunto. Liderazgo: Favorece en gran medida la gestión y efectividad del trabajo grupal.

Habilidades de aprendizaje

Organización: Todo proyecto requiere  planificación y administración. Resolución de problemas: Facilita superar obstáculos y crear desde nuevas perspectivas. Pensamiento crítico: Base sobre la cual se hace posible un trabajo cognitivo creativo, eficiente y útil. Es necesario aprender a aprender.
Planificar el desarrollo conjunto e interactivo de estas habilidades desde la edad temprana permitirá desarrollar mejor el potencial interno, de acuerdo con las necesidades y deseos de las personas y de la sociedad, de manera saludable y en armonía con los demás, lo que garantiza la satisfacción personal y, con ello un buen proyecto de vida.

Las habilidades duras o Hard Skills

Son capacidades que un profesional va adquiriendo a lo largo de su vida en relación concreta con su trabajo, ya que suman los estudios y la preparación en su especialidad. Ante una entrevista laboral para lograr un empleo o para la preparar un currículum, las habilidades duras permiten diferenciarse a través de los cursos, formaciones, titulación, que haya obtenido hasta el momento. Un profesional con habilidades duras interesantes para el puesto de trabajo que va a desarrollar tiene en ellas un auténtico diamante en el proceso de selección. Por ello, es importante conocer de primera mano cuáles son las características típicas de este tipo de habilidades duras, para estar actualizado en las más prometedoras. Las HD hacen referencia también a aquellas destrezas técnicas que se adquieren y que son necesarias para realizar una determinada actividad. Los cursos, los programas de capacitación, son parte de la adquisición de las habilidades duras, así como por supuesto los estudios académicos realizados.
Todos estos conocimientos van dirigidos a aportar la capacitación necesaria para desarrollar las tareas profesionales.

Características de las habilidades duras

Las habilidades duras resultan de mucha importancia a nivel profesional ya que sirven para ser el elegido en un proceso de selección, entre dos trabajadores con aparente capacidad similar.
Dominio del conocimiento. Es importante ser capaz de demostrar la capacidad y la experiencia en las áreas en las que se desenvuelve un profesional. Como prueba de ese conocimiento están las titulaciones y certificados, que debe presentar junto con su currículum vitae en la entrevista de trabajo.
Conocimiento de estructuras y sistemas de las empresas. Entre las habilidades duras, está la formación a nivel de logística y estructura de una organización, la administración de empresas.
Capacidad de organización y planificación. Sin agotar los recursos humanos y económicos debe saber llegar a lograr los objetivos propuestos. Debe poder explorar las nuevas tendencias del mercado donde se desempeña. El cambio siempre está presente, no solo cambian las empresas sino que también cambian los consumidores, es por ello que un buen profesional debe estar en constante actualización sobre el sector donde ejerce sus labores.
Evaluación de logros.
Para gestionar equipos, la capacidad para evaluar es muy importante. Para ello, las empresas buscan gente capaz de conocer las herramientas y técnicas útiles, para medir los logros que van generándose tras la actividad profesional, y por supuesto analizar el resultado final alcanzado.
Las empresas buscan un profesional con gran diversidad de habilidades técnicas y de conocimientos. La idea es conseguir complementar la identidad del negocio con empleados capaces de poner a disposición su conocimiento técnico. No existe un candidato ideal. Hoy existen herramientas de aprendizaje para entrar en contacto con las nuevas tendencias.
Un informe del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) indica que la educación formal está “desconectada” del ámbito laboral y que no enseña las habilidades que los empleadores valoran. Se destaca la falta de habilidades socio emocionales, como la capacidad de tomar decisiones, el pensamiento crítico, la responsabilidad, la empatía, la planificación, saber formular objetivos, dominar estrategias de trabajo y tener fortalecida la autoestima. A los empresarios les gustaría enseñarles su tarea pero que, los que lleguen, sean jóvenes responsables y disciplinados, que crean en el valor del trabajo y del esfuerzo, y que vayan todos los días a trabajar. Esas competencias “blandas” no las aprenden en la escuela. Incluyen capacidad de expresión, desenvolverse en diferentes contextos, incluso hasta. Hay un desacople entre lo que la escuela enseña y lo que el mercado necesita, entre la educación y el sistema productivo.

Con el título no alcanza

El diploma es una condición necesaria pero insuficiente, se necesita contar con las habilidades blandas. Las duras se concentran en el saber hacer. Un diseñador gráfico debe saber usar Photoshop, un camarógrafo debe saber operar una cámara, un programador debe conocer el lenguaje que usa la empresa. Hay gente con suficiente
competencia profesional y con perfecta incompetencia social, son incompetentes perfectamente preparados.
La educación no les enseñó a vivir en sociedad y a convivir. Las HB integran aptitudes, rasgos de personalidad, conocimientos y valores. Las más buscadas son las de comunicación, sociabilidad, creatividad, trabajo en equipo, ser
responsable y honesto, comprometerse con el trabajo, ser proactivo y generar ideas que ayuden a impulsar el crecimiento. La tecnología forma parte de la vida profesional y es fundamental conocer su impacto. La tecnología sube por el ascensor y el hombre por la escalera, generando la brecha digital. Ante la gran cantidad de información se necesita capacidad de síntesis para tomar mejores decisiones. Los contactos sociales aumentan pero deben ser relaciones productivas.
Todo cambia y la adaptación a los cambios es primordial para enfrentar los nuevos desafíos. La globalización se expande y manejar diversos idiomas y adaptarse a la diversidad cultural, son habilidades indispensables. Los grupos funcionan mejor aunando las diferencias sin perder la capacidad de emprender. En un entorno que se expone en forma permanente a la novedad, se necesita capacidad tanto de entender como de conversar en los “lenguajes” de diversas disciplinas.

La capacidad intuitiva

Sabemos lo que puede pasar en un futuro inmediato, pero no siempre hacemos algo al respecto. Este un instinto débil, latente y sin desarrollar, pero que se puede entrenar capitalizando los errores. El feedback con la
realidad evita que el error se convierta en hábito.
Se pueden prevenir con un aviso interno, desde los mínimos (cuidado que se me cayó algo), o hasta los máximos (cuidado que crucé mal la calle).No es necesario llegar al error para erradicar las fallas, más vale prevenir que curar. Podemos educar la intuición con la razón, a través de la experiencia, y según los sentimientos. Cuando la vida rutinaria aleja las oportunidades se puede entrenar la intuición con ejercicios mentales.
El registro de errores es el comienzo. Siento, actúo y me va bien, y como me va mejor, elijo ese camino. No tiene que ser un esfuerzo, sino un compromiso generado desde la intuición. La intuición puede generar ideas nuevas o renovar antiguas.

Intuición versus razonamiento

La intuición resuelve un problema en una fracción de segundo. El razonamiento lleva
más tiempo. Los racionalistas griegos decían que Aquiles no podía ganarle la carrera a la tortuga si le daba una ventaja inicial, según el cálculo matemático. La intuición sin necesidad de cálculo sabe que Aquiles le ganaría sin esfuerzo.
El asunto es saber cuándo confiar en la intuición o en la razón. La intuición impulsa a arriesgar, a superar obstáculos, a crear oportunidades. Es un radar que ayuda a anticipar el resultado de una decisión, un sexto sentido, un chispazo
en la consciencia, que trae la solución sin que uno sepa cómo o por qué y es capaz de guiar hasta la meta.
Dar pequeños pasos mantiene el cerebro en forma, sin temor a lo desconocido, transitando de la curiosidad al asombro. Neuroplasticidad es la capacidad que tiene el cerebro de autoformatearse creando ramas neuronales que lo mantienen siempre fresco.  El hemisferio izquierdo es conservador y dominante. Su fortaleza es la razón. El hemisferio derecho es creativo, tira pelotitas, que si pasan la barrera se convierten en ideas. Dijo Einstein que “La única cosa realmente valiosa es la intuición”. La mente intuitiva es un regalo sagrado y la mente racional es un fiel sirviente. Hemos creado una sociedad que honra al sirviente y ha olvidado el regalo”.
¿Cuántas veces se debe tomar una decisión y de repente aparece clara la respuesta? ¿Cuántas veces el cerebro regala una idea sin saber muy bien de dónde salió? Fue un regalo de la intuición, y cuanto más se la desarrolle más fácil será saber si se va por el buen camino. Estar muy ocupado y siempre con algo pendiente por hacer, impide hacer caso a esas señales. A menudo se camina tan de prisa que no se mira la brújula interna. Es un atajo del cerebro para tomar decisiones de manera rápida, y confiar en ella permite acceder a su poder. La intuición se nutre del lado derecho del cerebro, que se ocupa de la creatividad, la imaginación, las sensaciones, los sentimientos o las habilidades especiales.
Es por todo eso que se debe escuchar a la intuición; ella sabe, por experiencia propia, lo que la razón desconoce. Aprender a desarrollar el sexto sentido es la clave, sin ejercitarlo se vuelve débil e ineficaz, con práctica y dedicación se fortalece.

El Plan B

Una empresa japonesa recibía quejas de sus clientes porque recibían cajas de jabón vacías y trató de detectar
el error. Un ingeniero desarrolló una máquina de rayos X con monitores de alta resolución para vigilar las cajas. Dos personas hacían el control. Era muy costoso y alguien sugirió un cambio. Fue poner un potente ventilador apuntando a la línea de montaje. Ahora las cajas vacías salen volando.
Para impulsar la intuición hay diversos métodos y procedimientos:
Relajar la mente. Meditar mejora la intuición. Genera un estado de calma y prepara la consciencia para recibir información, aunque esas señales permanezcan en un nivel tan bajo que la mente consciente no sea capaz de detectarlas.
Inteligencia emocional. Presta atención a lo interior, a las señales del cuerpo, a los sentidos y a las reacciones. Tomar conciencia de una sensación, es suponer que intenta decir algo. Hay que reflexionar y escuchar para captar su mensaje.
Registrar los pensamientos. Muchas veces aparecen ideas, emociones que luego se olvidan. A veces se trata de buenas ideas; otras, de señales que se pasan por alto. Para que nada de eso ocurra, conviene anotar lo relevante a medida que pase por la mente. Confiar  en la intuición es un punto clave para su desarrollo. A veces se producen dudas sobre las impresiones recibidas y se intenta razonar de manera lógica, pero la intuición y la lógica suelen ser incompatibles. Empezar a valorarla en momentos no cruciales facilita poder usarla luego en situaciones más importantes.

Juegos intuitivos

Se debe intentar acertar cómo se sienten los demás a través de sus expresiones y gestos, o intentar predecir qué van a decir. Prestar atención a los sueños. Intentar recordarlos e interpretarlos, ya que durante el sueño la intuición se encuentra más activa y puede brindar información sobre un problema irresuelto.

Creer en uno mismo

Hablar de intuición, es hablar de auto confianza. Dejar las dudas a un lado y dejarse guiar por uno mismo. Prestar atención al arte. Al observar una obra, intentar también sentirla. No importa si es musical, teatral, cinematográfica o plástica: vivirla, sentirla e intentar comprender su significado. Hay muchas maneras de entrenar la intuición y de aprender a desarrollarla.
Siéntate en un lugar cómodo con la espalda recta y los pies sobre el suelo. Deja que la silla absorba tu peso, siente como te vas relajando y como se van el estrés y las preocupaciones. Céntrate en tu respiración, relájate, acalla tus pensamientos y escucha tu voz interior. Cuando meditas el cuerpo reduce el estrés y favorece la concentración, mejoras tus poderes creativos y tu capacidad para aprender se expande. Visualizar tiene una fuerza enorme para desarrollar la intuición. Emplea el subconsciente mientras duermes. Antes de irte a dormir, reflexiona sobre las cuestiones que quedaron sin solución durante el día. Contempla diferentes posibilidades; eso activa tu imaginación y pone tu subconsciente a trabajar mientras duermes. Ten papel y lápiz a mano para que cuando despiertes puedas anotarlas. Confiar en las corazonadas. A veces, cuando se debe tomar una decisión importante, se siente que algo  no  hace sentir bien al decisor, puede significar que la elección no es la correcta. Al principio asusta un poco la idea de comenzar a dejar las decisiones en sus manos, pero es también lo que permite desarrollarla.

Habilidades sociales blandas

En el evento Red Hat Summit, que se realizó del 27 al 30 de junio en San Francisco, se
habló sobre los valores que se desprenden de la construcción de tecnologías de código abierto: transparencia, colaboración y comunidad. La participación y colaboración es el nuevo modo de innovar. No se puede impartir una orden de innovar. Como líderes debemos crear y catalizar las condiciones para la innovación pueda germinar a través de la participación. El modelo convencional de organización dura es con una pirámide donde los líderes controlan, mandan y premian con jerarquías, rangos y salarios. A la inversa, en las organizaciones abiertas, las empresas se piensan de abajo hacia arriba. En la base de la pirámide se trabaja en el propósito de la acción, lo que impulsa el compromiso y la pasión de las personas. Lo que importa es que emerjan y triunfen las mejores ideas sin importar de dónde vengan. Para esto despliega el concepto de meritocracia, en el sentido de que son las distintas comunidades las que trabajan con
autonomía y dialogan (critican, corrigen y celebran) entre pares. ¿Cómo la hacen? Los participantes se reúnen diariamente y exponen sus ideas, sugerencias y problemas. Luego, los que han escuchado intervienen para participar con sus ideas y soluciones. Así, cada miembro gana confianza y asume responsabilidades según su talento, y obtiene una reputación positiva por mérito propio. Cuando se juntan personas de múltiples organizaciones y disciplinas, trabajan con
libertad y la habilidad para innovar crece. Una organización abierta no busca la mejor decisión individual, sino la de miles trabajando juntos. El director de orquesta Talgam dijo: “El peor daño que le puedo hacer a mi orquesta es darle una instrucción clara. Eso no permitiría los ensambles y la escucha entre ellos. La mejor idea es cederles el control”.

La memoria es frágil

Aunque “somos lo que recordamos” y nuestra fortaleza depende de tener una buena memoria, la
mayoría de las personas la debilitan, dejándola librada al azar. Las memorias de mentira ocurren todo el tiempo: basta con convencerse de algo para que el cerebro lo juzgue verdadero y así, dependiendo de cómo se haga la pregunta, es la respuesta que se obtiene. Peor todavía: es fácil implantar recuerdos falsos en las personas por hipnosis. Hagamos un experimento, recuerda estas palabras: carpeta, lápiz, goma, sacapuntas, pizarrón. Te servirá para advertir lo
relativo que son los testigos en los juicios cuando se basan en la memoria de ciertos hechos. ¿Hasta dónde podemos confiar en sus recuerdos? En un experimento se demostró que si en una escena aparece un arma, las personas inventan una historia y se la creen. También hay evidencias de que si se nos acusa de algo, empezamos a dudar y a sospechar que quizá lo hicimos sin darnos cuenta. No dormir por una noche nos hace más proclives a confesar lo inexistente. Si llevas esto
a la situación de un acusado, mal dormido, nervioso, bajo presión, hay que corroborar con sumo cuidado cualquier confesión que haga. Volvamos al test de memoria con esta segunda lista: arquero, goma, cuaderno, lápiz, banco, sacapuntas, penal. ¿Qué palabras estaban en la primera? Si contestas goma, cuaderno, lápiz, sacapuntas, es que te implantamos una memoria falsa. La memoria puede jugar a favor o en contra según como se la use. Puede ser el capital para generar ideas o la base para repetir errores. “El hombre es el único animal que choca dos veces con la misma piedra”.

Generar ideas es la HB más importante

Una imagen vale más que mil palabras pero una sola palabra puede generar mil imágenes. Es el juego entre los universales de la experiencia: los hechos que suceden, los símbolos que los registran y las ideas que surgen del intercambio. El hemisferio izquierdo, el duro y el derecho, el blando, son como un ciego y un paralítico perdidos en el bosque. Sólo se salvan si trabajan en equipo: el paralítico se sube sobre las espaldas del ciego y le indica el camino. El poder inteligente combina el poder duro de la razón con el poder blando de la imaginación. Einstein decía que en las crisis la imaginación supera al conocimiento. El poder inteligente es un querer con eficacia.
*Director de Ilvem. Mail de contacto horaciokrell@ilvem.com  Por whatsapp al +5491154224742.

Nota asociadas:

Habilidades mentales

Gamificar es aprender jugando

Cursos relacionados a la nota:

– Curso de Lectura Veloz

– Curso de Memoria

– Curso de Método de estudio, concentración y audiencia

BUSCAR

COMPARTIR

NEWSLETTER