NEUROEDUCADOR EN LECTURA ESPONTANEA INFANTIL

Curso de Neuroeducador en lectura infantil - Ilvem

NEUROEDUCADOR EN LECTURA ESPONTANEA INFANTIL

Por Horacio Krell*

El niño pequeño, desde aproximadamente los dos años de vida, puede aprender a leer si tiene la guía y la orientación adecuada. La lectura es la actividad esencial del ser humano y, si es estimulada desde la primera infancia, produce lectores precoces que desarrollan al máximo su inteligencia.
En épocas de pandemia se necesita acompañamiento en su desarrollo desde el seno mismo del hogar, para no trabar el proceso de formación de las conexiones neuronales y su correcta maduración.
Por tal motivo se capacita como neuroeducadores a maestros, a profesionales de la educación o de la psicología y a los mismos padres, para que puedan enseñar a los niños a leer en el entorno del hogareño, mediante la estrategia del juego y del entretenimiento educativo.
Para eso se les ofrece una material de práctica físico o virtual para llevar adelante la capacitación.

Aprender es un proceso

Comienza al nacer y nos acompañará hasta el día de nuestra muerte. Sin aprender no podemos sobrevivir. Los niños aprenden movidos por la curiosidad y un entorno enriquecido los ayuda. La escuela atrasa. Con la excusa de socializar, los etiqueta y los iguala sin desarrollar al genio interior que traen al nacer, según la teoría de las inteligencias múltiples.

Neuroeducador-en-lectura-espontánea-infantil
Neuroeducador-en-lectura-espontánea-infantil

Leer fue la primera tecnología creada por el hombre. Algunos la consideran una reliquia. Creen que la competitividad se logra con destrezas técnicas y descuidan las genéricas. La inseguridad invade la vida cotidiana, y  buscando competitividad laboral, se olvidan de la génesis.
Suponen que apretando una tecla se obtiene cualquier dato, sin advertir que al estudiante no le interesa apretar esa tecla. Se desconoce la importancia de motivar el querer y el para qué del querer.

La materia prima del cerebro es la materia gris

Pero no crece como la lechuga sino con educación. Educar es la industria pesada de un país ya que fabrica ciudadanos. Deben aprender a reflexionar sobre hacia dónde van, que lo entiendan y que tengan el valor de controlar los impulsos para seguir en la ruta.
La educación comienza antes que en la escuela. El juego hogareño es la fórmula ideal para aprender.
Hay un juego que incentiva la lectura como actividad placentera, movilizada por la curiosidad y el valor que le asignen sus padres, con la cultura del ejemplo. Desde pequeño el niño manifiesta su curiosidad natural.
Al romper un juguete lo conoce. También se conecta con los libros, diarios y revistas que leen los mayores.

La prueba de fuego

La TV prueba el interés del niño por aprender. Allí identifica (lee) la marca de los productos publicitados. Y puede hacerlo porque la TV. cumple dos requisitos:
1. Tamaño adaptado de las letras a su capacidad visual.
2. Voz alta y clara en el locutor. En los textos, el tamaño de las letras no facilita que el niño las perciba.

Lectura Espontánea

El niño desde los primeros años de vida se apasiona por conocer lo que lo rodea. Así aprende sin esfuerzo y se conecta con el mundo a través de la estimulación y el incentivo que le brindan sus mayores. Su cerebro se va formateando según el ambiente, no crece como la lechuga, es decir naturalmente, sino que depende de la educación que reciba. La TV demuestra el interés del niño. El niño identifica con facilidad las marcas porque le ofrece algo que difícilmente reciba de otros medios de comunicación.

Tamaño adaptado a su capacidad visual

Pensando en todo, la publicidad estudió el sistema nervioso humano y la mejor forma de captar la atención. Lo que se destaca como figura en el fondo juega un papel crucial en la percepción y en la memoria.. Una cosa importante es que el material que se presenta sea destacado como la figura y el resto, que acompaña, sea presentado como fondo.
Según descubrió Wilfredo Pareto el 20% de los factores, en cualquier situación, son los que generan el 80% de los resultados. Es lo que describe en la ley 80/20 que explica este principio. Por tal motivo al resaltar el tamaño de las letras que describen las marcas, logra que el  cerebro del niño pueda distinguirlas, ya que su capacidad de discriminación visual no le permite distinguir bien las letras pequeñas.

Una voz alta y clara del locutor

El emisor del mensaje tiene una voz entrenada. Ese mensaje no existe  en el habla común. Hay que tomar conciencia de eso y remarcar auditivamente el mensaje que se quiere destacar. Esto produce sinestesia, es decir una combinación de los sentidos que impacta mejor en el cerebro.

Sinestesia aplicada

Sinestesia significa “junto a las sensaciones”. Es la capacidad del emisor de un mensaje de transmitir sensaciones en el receptor mediante las palabras. Este recurso mezcla los sentidos (gusto, olfato, tacto, vista, oído) con las sensaciones (amor, odio, ternura, enojo, placer, indiferencia, etc.) y con colores y texturas, que, en principio parecen no tener conexión.

sinestesia neuroeducador en lectura espontánea infantil
sinestesia neuroeducador en lectura espontánea infantil

Toda figura retórica se utiliza para embellecer el lenguaje y utilizar un estilo creativo para decir algo. Es una estrategia lingüística muy utilizada en la literatura y en la publicidad. La interpretación dependerá del contexto interno (el contenido del texto) y del contexto externo (la cultura).
Ejemplos de sinestesia son: la dulce espera, el sonido de los colores, la mentira rosa, el calor de tu sonrisa, la música de tu nombre, el brillo de tu mirada, noticia amarga, lo cristalino de tus palabras, etc.

El niño puede leer

Lo dicho con respecto a la televisión permite lograr que el proceso de identificar objetos o personas  con su sonido, su imagen y su escritura, (leerlos),  solo requiera adaptar el  tamaño del material a su capacidad visual. Aprovechando el interés natural del niño y su imposibilidad de leer los materiales impresos a los que tiene acceso, es necesario darle instrumentos adecuados para que pueda acercarse a ellos. El juego permite enseñarle con más facilidad, que sienta un placer natural por hacerlo, que no adquiera vicios, que lea mejor, que le encante leer y que tome a la lectura como un placer.

Somos lo que somos por lo que leemos

A esta frase de Borges se suma la de Newton: “No soy un genio, estoy parado sobre las espaldas de gigantes”. Es imposible aprender solo de la experiencia. La vida es muy corta como para aprender de primera mano y a los golpes. Los mejores alumnos y las personas de éxito son y han sido buenos lectores. No iniciar al pequeño en el mundo de la lectura es una detención injusta.
El juego lectura espontánea facilita aprender a leer jugando, en formato digital o físico y sin imposiciones.

Principios generales

Es importante adicionar al material de práctica en el monitor de la computadora algún material  de letras físicas de plástico, para poder trabajar también fuera de la pantalla.
Es conveniente que la lectura no sea solo en el monitor, para que el niño pierda  el contacto abusivo con ese medio de comunicación. Es importante que aprenda a leer en los formatos físico y digital.
Estos son los principios fundamentales que deber regular el aprendizaje.
1. Aprender en casa con la enseñanza de sus padres o las personas que ellos designen.2. Que el período de enseñanza sea corto de 15 a 30 minutos diarios, distribuidos en diferentes horarios.3. Se debe realizar la ejercitación como un juego, tanto en video o con material físico.4. Se comienza leyendo palabras que representan a sus seres más queridos, como mamá y papá, hasta llegar a lo desconocido. 5. Este proceso conviene hacerlo simultáneamente con el abecedario, es decir que el niño vaya dominando las letras, la materia prima de la construcción de las palabras. 6. Para eso es necesario que aprendan los grafemas (es decir la representación gráfica de las letras) y los fonemas, es decir el sonido de cada uno. Según la destreza motora de cada niño hay que lograr que escriba o dibuje letras y palabras. 6. Las letras se presentan en  gran tamaño para adaptarlas a su capacidad visual. 7. El incremento del vocabulario es paulatino, comienza con mamá y papá, continua con todos los componentes de su propio cuerpo, prosigue con todos los muebles y artefactos de su hogar, sus juegos, parientes, etc. Todos los principios se deben adaptar al contexto.

Programa – Curso de Neuroeducador en lectura infantil

  • Introducción
  • Motivaciones, Observación y principios
  • ETAPA 1: El abecedario
  • ETAPA 2: Adaptación visual a la palabra escrita
  • ETAPA 3: Vocabulario del esquema corporal
  • ETAPA 4: El mundo que me rodea
  • ETAPA 5: La formación de frases
  • ETAPA 6: El primer libro
  • ETAPA 7: “Disí” en colores

EL METODO

Vamos a trabajar con las letras del abecedario. Y lo haremos por dos métodos. El método global asocia un significado a la palabra, se basa en un proceso de síntesis. En este método la palabra se percibe como un todo con una forma asociada a un significado. Muchos niños al ver la palabra “silla” saben perfectamente cómo se pronuncia y qué significa mucho antes de ser capaces de reconocer por separado la “s”, “1”, “l”, “l” y “a” y de saber qué sonido le corresponde a cada una.  Las palabras requieren una capacidad de discriminación más compleja que las letras. Pero son las verdaderas unidades con significado del lenguaje hablado y los espacios entre ellas las que facilitan enormemente que el niño las vea como una globalidad. El proceso de síntesis añade velocidad lectora en aquellos niños que han seguido un buen proceso analítico. Y se convierte casi en el único método de acceso a la lectura en niños con discapacidad psíquica, puesto que el aporte del significado es un elemento de motivación indispensable, es el fin último de la lectura. El método analítico se basa en lo escrito, como indica su nombre, se basa en un proceso de análisis de los estímulos escritos que se perciben a través de la visión.
En la palabra “pato” mirándolo de izquierda a derecha lo primero que vemos es una “p” que junto a una “a” se lee <pa>. Este es el método más usado para aprender castellano y en el que se basan la gran mayoría de metodologías. Sin embargo, no es una tarea tan sencilla como pudiera parecer.
Por un lado, hay que aislar en ese entramado de líneas curvas y rectas que forman la palabra, las letras como estímulos individuales. Luego, a cada letra escrita (grafema) hay que atribuirle un sonido (fonema).
La relación grafema-fonema es unívoca, es decir, que la única forma de leer esa letra sea con ese sonido. Sin embargo hay sonidos que se pueden escribir de varias maneras (vaca-baca; ha-a). Éste es el principal causante de las faltas de ortografía y caballo de batalla de educadores y maestros. Por tanto, el proceso analítico no es infalible.  Este proceso, además, nos da acceso a una lectura llamada mecánica, pero no nos dice nada del significado de esa palabra. Para saber qué parte de la realidad representa lo que leemos tenemos que dar otra vuelta más y hacer la lectura comprensiva.

La clave de la competitividad

Es enseñarle al niño a a tomar riesgos calculados y a no conformarse con lo que hay. Los problemas existen pero hay que superarlos. Es la diferencia entre jugar a no perder y jugar para ganar. Para crecer, no queda otra que jugar a ganar. No basta con practicar. Hay que aceptar las reglas del juego, enfocar los desafíos y ser consciente de que no tiene por qué ser el mejor en todo.
Lo negativo es no aceptar que perder forma parte del juego. Aceptarlo permite mejorar, querer ganar a cualquier costo conduce a la frustración. Y, de hecho, los que mejor compiten son las que respetan las reglas. El pensamiento positivo puede generar resultados negativos. Si se piensa únicamente en el éxito, se lo convierte en una situación de todo o nada, mientras que si se centra en los obstáculos, solo es cuestión de progresar. El avance en el tiempo es más importante que una victoria o una derrota particular, lo importante es superar los reveses con un espíritu creativo.
Porque como dijo Einstein la lógica te lleva de A hasta B, pero la imaginación te lleva a cualquier parte.
Dios hizo al hombre a su imagen y semejanza y le transfirió su poder creador y planificador, ese que le permitió crear el mundo en siete días. El creador cuando es innovador es el mejor imitador de Dios en la tierra. El que falla al programar programa fracasar. Para Platón el comienzo es la parte más importante del trabajo. En la edad de los principios es imprescindible que les enseñemos a los niños los PRINCIPIOS. Porque el niño es el padre del hombre y su mejor programador.

* Director de Ilvem, mail de contacto: horaciokrell@ilvem.com o +5491154224742.

Nota asociadas:

Comencemos de una vez con el cambio educativo.

Mentalidad de principiante.

Cursos relacionados a la nota:

– Curso de Lectura Veloz

– Curso de Memoria

– Curso de Método de estudio, concentración y audiencia

BUSCAR

COMPARTIR

NEWSLETTER