Los negocios sociales digitales

LOS NEGOCIOS SOCIALES DIGITALES

Por Horacio Krell*

Ante los problemas económicos y sociales que el sistema capitalista no pudo solucionar surgieron empresas que, funcionando dentro de mercado, intentan mitigarlos, poniendo el acento en el hombre y dejando de lado la caridad y los planes sociales como recursos válidos.

El tema de la pobreza fue encarado ya hace tiempo con los microcréditos. Se investigó que muchos pobres podrían realizar su negocio social pero que no contaban con dinero para pagar las materias primas necesarias. Así surgió el Banco Grameen, el banco de los pobres, creado por Muhammad Yunus, premio Nobel de la paz en 2006. Los beneficiarios se convirtieron en accionistas y la mayor parte fueron mujeres, las que demostraron tener su misión muy clara.

La empresa social. La pobreza no la crean los pobres sino el sistema. La empresa social busca atender las necesidades humanas y no tiene como fin de lucro, aunque debe ser viable.

El accionista recupera su inversión inicial, el resto se usa para crecer y su trabajo debe ser ecológicamente responsable. Sus empleados reciben salarios similares a los de las empresas comerciales pero su trabajo lo disfrutan y lo hacen con alegría.

Su argumento moral es combatir a la pobreza. Su utilidad pragmática es que sugiere algo concreto para hacer. Y la fórmula que utiliza es buscar un término medio entre la caridad y el negocio comercial. Hay en ella un terreno fértil para las semillas del cambio. La caridad bien entendida empieza por casa, y se expresa en ayudar prioritariamente a los más necesitados.

Sistema clientelar. El populismo ofrece planes sociales a cambio de votos. En 2018 Finlandia eliminó el ingreso básico universal, pero los beneficiaron se resisten, prefieren vivir sin trabajar.

A los contribuyentes les duele mantener a los que ni siquiera buscan trabajo. Pero tranquiliza a los más pobres ante el peligro de la robótica y de la inteligencia artificial que eliminan trabajos. El ingreso universal es como un impuesto que paga el capitalismo. Su lado preocupante es que los jóvenes prefieren no trabajar ni estudiar y se quedan en casa jugando con la play station.

La dignidad de la persona debe ir acompañada de una casa, de un trabajo y de la educación.

La riqueza derramada del vaso de los ricos no llegó a los pobres. La empresa social qie lucha sin clientelismo político y sin el interés propio de la empresa comercial, parece ser la mejor idea.

La caridad es un recurso loable pero es un paliativo. Ya sea con microcréditos o con recursos de las fundaciones, lo importante es ayudar a los pobres en el proceso de su inserción social.

La función de la educación. Debería adaptarse a los tiempos y acelerar la búsqueda de la inteligencia vocacional y creativa para generar nuevos productos o reformatear los viejos.

Según la teoría de las inteligencias múltiples todos tenemos un genio interior que se traba por alguna causa. Una vez que se descubre hay que brindarle una estrategia de desarrollo.

También precisa recursos y el principal es entrenar el cerebro para obtener una open mind y no un burn out o cerebro quemado. También se necesita acumular capital social, para tener un mercado donde lo que se produce circule.  Existen  tecnologías que permiten comercializar los productos y que pueden ser aprendidas mediante la neuroeducación virtual.

Las clases medias paralizadas por la crisis y obligadas a permanecer en casa por las cuarentenas, se pueden reinsertar en el mercado con nuevas actividades sociales, como neuroeducador digital, prosumer,  barter, bench marketer, influencer, referente social, o sus combinaciones.

En julio de 1996, Amazon revolucionó el mercado al lanzar un Programa de Afiliados para promocionar sus productos. Y más adelante, en la década de 2000, el Marketing de Afiliados se convirtió en una realidad alrededor del mundo. El éxito del marketing de afiliación se debe, en parte, a esta sólida trayectoria de más de dos décadas. Al cabo de los años se ha consolidado como un modelo económicamente viable y libre de riesgos. Los emprendedores que participan en programas de afiliación tienen la seguridad para entrar en algo legalmente aprobado en todo el mundo. Hoy en día, hay un amplio mercado para los Programas de Afiliados, y esto puede verse especialmente en lo que se refiere a la comercialización de productos digitales.

Programa de afiliados. Dentro del software disponible para crear el autoempleo existe una herramienta denominada Programa de afiliados, que permite asociarse a empresas virtuosas productoras de aquello que la sociedad demanda.  Este sistema genera una gran red de negocios virtuales y es una oportunidad para ser promotor de productos a cambio de una comisión.

Este trabajo facilita emprender por cuenta propia, obtener independencia financiera, y ganar dinero desde casa,  integrando una red asociativa creada para obtener beneficios comunes.

El afiliado es una persona con visión innovadora y dispuesta a usar Internet como vehículo comercial. Lo hace promocionando enlaces de productos o servicios hacia una plataforma y obteniendo comisiones sobre las ventas efectuadas a partir de las conexiones que comparten.

El afiliado exitoso estudia el mercado para mejorar su desempeño y vender más en internet.

El Productor es la persona que elabora algo y quiere comercializarlo. Y fabrica productos físicos o virtuales, como libros o revistas electrónicas, guías virtuales, videoclases, conferencias, podcasts o software. Estos materiales abarcan cultura, salud y cocina, o temas más densos, como gestión financiera, marketing corporativo y tecnología de la información.

El productor entiende el perfil del consumidor actual, que desea comprar con la mirada puesta en el menor costo, rápida entrega y sostenibilidad. Para vender implementó su programa de Afiliados. Les ofrece comisiones y la plataforma garantiza la seguridad de las operaciones.

El Programa de Afiliados es una calle de doble mano que une a Productores y Afiliados en un negocio virtual. Al final del recorrido ambas partes ganan. Y para alinear este proceso existe la plataforma. Es ella la que proporciona la tecnología necesaria que garantiza el control y la seguridad de los pagos,  respaldado por un sistema de gestión con alto nivel de calidad.

ILVEM, el gran programa de afiliados. Ilvem busca que su proyecto sea accesible para todos. Y propone que el afiliado comience su gestión inscribiéndose en alguno de los cursos de la Carrera de Metodología Intelectual o su variante de Instructor que incluye la Franquicia Social. Este proyecto de responsabilidad social educativa tiene un doble objetivo: perfeccionar el uso del cerebro y contribuir luego al desarrollo del cerebro de los demás.

Otra meta asociada es que el afiliado recupere la inversión que realiza a través de promocionar el curso entre sus relaciones que estén interesadas en optimizar el uso de su cerebro o si desea ayudar a miembros de su grupo familiar. También puede dar una salida laboral o profesional.

Una vez convertido en Afiliado, la herramienta del Programa en la que se registra le proporciona enlaces para hacer la publicidad de los cursos. Estos enlaces son codificados de manera tal que, cada vez que se genera una nueva venta, sea posible identificar que la conversión ha concluido a través de su gestión, por lo que cobrará la correspondiente comisión.

Beneficios adicionales. El principal es la oportunidad de ganar dinero de manera sencilla e independiente. Al publicar un anuncio llegará a miles de personas y tendrá la oportunidad de lograr que su recomendación se convierta en venta. El éxito sólo depende de su esfuerzo y capacitación. Y no tiene riesgos. Muchos invierten en la construcción de un e-commerce. El problema es que muchas tiendas online fracasan por falta de planificación y experiencia.

El Programa de Afiliados es una alternativa simple y de registro gratuito.

Luego podrá publicar enlaces para ver y recibir comisiones por las ventas realizadas. Esto significa obtener beneficios sin preocuparse de adquirir y entregar lo vendido. Unirse al Programa es como comenzar un nuevo negocio y convertirse en su propio jefe, trabajar desde casa, tomar sus propias decisiones y gestionar su tiempo, sin que nadie lo supervise.

Como afiliado podrá divulgar los productos que ofrece llegando a las audiencias virtuales.

Sabrá elegir las que mejor dialogan con su público y tienen un mayor potencial.

La atención al cliente y la asistencia posterior, es responsabilidad del Productor. El procesamiento de ventas y pagos está a cargo de la plataforma. El afiliado sólo debe promocionar el enlace sin la necesidad de disponer de un sitio web propio. Puede usar las redes sociales y el email marketing. Tampoco debe ser experto en informática para realizar el trabajo. Cualquiera con conocimientos básicos de Internet puede participar. Cada Productor define un margen de beneficio. El afiliado tiene que evaluar (a partir de las estadísticas de ventas y calidad del producto) qué enlace le conviene más, según el margen de beneficio que desea obtener.

Después de unirse al Programa tiene acceso a la plataforma y puede controlar su desempeño. El sistema mostrará las ventas concretadas y la fecha de recepción de los cobros.

Una de las principales ventajas del Programa de Afiliados es que los pagos son gestionados por la plataforma, quien calcula automáticamente las comisiones después de las ventas, lo que elimina el riesgo de fraude. De esa manera, la remuneración del afiliado está íntegramente garantizada. Otra ventaja clave es la posibilidad de crecimiento. La mayoría comienza con las redes y blogs gratuitas. Pero puede separar una parte de los recursos para expandir su negocio.

Tipos de afiliado. El Afiliado autoridad es un experto y utiliza su perfil para recomendar a los que siguen su labor los productos que podrían serles útiles. El Afiliado presentador utiliza su imagen y credibilidad para divulgar los productos a los que representa como afiliado. El afiliado especialista en marketing es el que domina técnicas avanzadas de marketing y las aplica con anuncios que mide para mejorar las conversiones. El Afiliado revendedor es un experto en las ventas de boca en boca, que sabe qué productos tiene que indicar a su círculo de convivencia. Lo ideal es ir creciendo en los conocimientos necesarios para crecer como afiliado.

Aun cuando decida trabajar como afiliado en su tiempo libre, es necesario tener algunas capacidades para poder realizar ventas. Vamos a hablar sobre algunas de ellas.

Tener disciplina: Ser un afiliado es también un trabajo y para cosechar buenos resultados hace falta disciplina. Fijar un calendario para impulsar su negocio de forma gradual y ser fiel al plan.

Tener ganas de estudiar: Cuanto más se sepa sobre el mercado, más profesional será, por eso hay que estar atento a las novedades y estudiar las nuevas técnicas de promoción.

Saber comunicarse: Para generar audiencia hay que comunicarse bien y eso significa aprender a hablar y escribir con claridad. Para grabar videos hay que entrenar la oratoria. Además de hablar con el público, los buenos Afiliados siempre trabajan en red con otros profesionales del mercado a fin de compartir experiencias, mejorar sus técnicas y ampliar aún más sus ganancias.

Ser persistente: Es crucial para obtener resultados y no sólo hacer una venta que otra. Darse por vencido con rapidez, conlleva a no lograr las metas. Hay que seguir el plan y cumplirlo antes de obtener beneficios. Una vez que hay elegido los cursos que promocionará, es el momento de definir sus primeras estrategias de difusión. Las opciones más utilizadas son:

Redes sociales: Facebook, Instagram, Youtube, Twitter son herramientas para promocionar enlaces. La función es atraer a la audiencia con un contenido interesante. Hacer publicidad sin un material relevante es una estrategia de aficionados que no brinda resultados. Lo ideal es construir fuertes perfiles y sustentarlos con material interesante, para luego hablar del producto.

Blog: puede utilizar contenidos bien escritos sobre el mercado del producto que va a publicar y, de esa forma, atraer al público que más se asemeja a sus compradores ideales. Un buen posicionamiento en Google con técnicas  pueden ayudar a obtener tráfico orgánico (no pagado) y una audiencia calificada que tenga más afinidad con el producto promocionado

Google Adwords: con Google Adwords se hacen anuncios orientados a los que se quiere alcanzar y pagando por cada click recibido en el enlace, aunque no culmine en compra. Se puede anunciar en Youtube, en las páginas de búsqueda, blogs y sitios web a través de banners.

E-mail marketing: estudia formas de desarrollar mecanismos que pueden llegar a las personas que dan la dirección de correo electrónico de la manera correcta y en el momento correcto. Así podrá hablar con su público de manera personalizada y aumentar la posibilidad de conversión.

Prosumidor es la figura propuesta por el futurólogo Alvin Toffler, autor del best seller “la tercera ola”. En esa obra Toffler plantea la figura del prosumidor como el individuo que produce lo que consume. ILVEM  amplió el concepto para incorporar a los que recomiendan lo que compran. Esta figura natural es desarrollada al máximo de su potencial para gratificar una tarea habitualmente no remunerada, que oscila desde una simple recomendación pasiva hasta la incorporación activa a la institución como agente comercial o instructor. Es la forma que idearon para reconocer a su comunidad educativa en forma material y concreta por la elección que realizan constantemente contratando o recomendando sus cursos y servicios. Esta figura forma parte de los programas de ILVEM Aprender a Emprender, Fábrica de Ideas, Desarrollo del Capital Social y Relaciones Productivas, Empresa Virtual y Marketing Personal y Digital.

Debemos anunciar el propósito de no querer volver al viejo mundo del calentamiento global, de la concentración de la riqueza y del desempleo. Tampoco queremos volver al petróleo y al sistema financiero que promueve la desigualdad. Debemos anunciar que promoveremos a los emprendedores, que construiremos un sistema educativo y un sistema financiero que estimulen la iniciativa de los jóvenes en vez de forzarlos a trabajar para que unos pocos se hagan ricos.

La edad, el género o la falta de un título académico no pueden ser barreras para la inclusión social. El nuevo mundo debe permitir que cada persona desarrolle su talento como emprendedor y que el trabajo como se lo entiende ahora sea tan solo una opción temporal.

*Director de ILVEM, mail  horaciokrell@ilvem.com, por whatsapp +54911 54224742.

BUSCAR

COMPARTIR

NEWSLETTER