Ganarás el pan con el sudor de tu frente

GANARÁS EL PAN CON EL SUDOR DE TU FRENTE

Por Horacio Krell*

Hace tiempo se debate sobre cambio climático, educación, salud y política tributaria. Pero no parece que exista urgencia en avanzar y las reuniones solo tienen efectos catárticos. Los seres humanos y sobre todo los pobres precisan mucho más. Sin embargo el capitalismo hizo mucho más por la gente que cualquier otro sistema económico. Argentina apuesta por la intervención Estado que fracasó en lugar de cambiar los mecanismos de mercado que precisa reinventar.

Ingreso básico universal. Dios les dijo a Eva y a Adán cuando los expulsó del Paraíso: “ganarás el pan con el sudor de tu frente”. Sin embargo muchos insisten en cubrir las necesidades elementales sin necesidad de trabajar. Así todos tendrían el pan de cada día asegurado. Pero los que quieran tener más, van a tener que seguir realizando tareas productivas.

Tal vez sea tiempo de pensar en un salario universal que reconozca y dignifique las nobles e insustituibles tareas que realizan los trabajadores; dijo el Papa.

La renta universal en el mundo. Finlandia analizó por un año la puesta en marcha de una “renta básica” pero fue rechazada. Hoy se aplica en distintos países. El modelo español alcanzará a 2,3 millones de personas con un monto de entre 460 y 1000 euros mensuales.

El PBI  es lo que produce una Nación y no cae del cielo, lo genera la acción humana. Financiar el ingreso universal supone aplicar impuestos a los que trabajan porque si nadie trabajara no se podría recaudar y la propuesta sería inviable. Para ser equitativo debería reemplazar a todos los planes sociales. Tal como ocurre con el impuesto a las ganancias el monto debe variar según la composición familiar. Sin el esfuerzo humano no se producen los bienes y servicios que la sociedad necesita. Redistribuir los ingresos públicos sin producir es un sueño muy peligroso.

La medición de la riqueza. Esta se mide por el capital humano, la educación, la ciencia y la tecnología, que son las bases del desarrollo de una Nación. La educación debería ser la industria pesada ya que fabrica los ciudadanos de la pospandemia. Nunca pasó como hoy que una crisis predomine a nivel mundial. Se destruirán empleos y empresas pero será una oportunidad de pensar en quiénes somos y qué valoramos, para hallar la mejor versión individual y colectiva.

Todos los miedos. El miedo hizo que el mundo se paralice hasta que el peligro sea resuelto. Es lamentable que esta emoción sea muy efectiva para el control social. Al temor a quedarse sin trabajo la reacción es agachar la cabeza. El miedo a ser perseguido lleva a resignarse frente al atropello. El  pánico a perder los que se tiene no incentiva a ir por más. El miedo es una estrategia primitiva de coerción. El antídoto es cooperar y sentirse parte de lo colectivo.

Existe un miedo real. Es al contagio pero se puede caer en la trampa que los gobiernos la usen para controlar a la sociedad. Cada pandemia provocó siempre cambios profundos. Se van a acelerar tendencias preexistentes. Por ejemplo, va a haber una educación a distancia mayor que la que había pero sin reemplazar al contacto humano, porque el cerebro aprende cuando alguien lo motiva y lo inspira. Eso es lo que logra el docente a través del contacto humano.

Estrés por fatiga. Esta situación afecta al mundo entero. Es un nuevo combo combinado de incertidumbre, estresores agudos a escala global y tiempo indeterminado. Problemas en la piel, insomnio, falta de concentración y memoria, letargo en las actividades, son sus síntomas.

¿Cómo evitar que la crisis fatigue? Las rutinas cumplen un rol organizador clave y deben contemplar el descanso, los llamados a familiares, hacer actividades agradables, expresar las  emociones y focalizarse en el presente, en el día a día y entender que la situación es transitoria.

La resiliencia como estrategia. Es la capacidad de enfrentar un problema, atravesarlo y salir fortalecido. Los que la sufren adquieren el don de sobrevivir. Aceptar emociones negativas, atravesar y supera dolor es parte del bienestar, que no es la sumatoria de emociones positivas.

Que la Fuerza te acompañe. La idea es ser como el junco que se dobla pero no se rompe. Es la capacidad de recibir golpes y salir más sabio, lúcido y fuerte. El movimiento es honrar lo que se tiene, como punto de apoyo. Se trata de visualizar la meta y de elaborar un plan para alcanzarla

La soledad como castigo. Los vínculos aumentan la felicidad y la expectativa de vida. Este virus agrede lo mejor, el contacto social. Es preciso conectarse con tecnología pero mantener la distancia física. Estar solo es tan mortal como la obesidad, la polución, la droga o el cigarrillo.

Pensamiento estratégico. La clave de la conducta es detectar el peligro. La ansiedad es un miedo anticipado al virus. El hombre puede recordar el pasado e imaginar escenarios futuros. Esto le permite revisar el pasado para aprender e imaginar escenarios futuros alternativos.

Mindfulness. No todos reaccionan para bien. Esta técnica de meditación permite lograr una atención plena en el presente y sin juzgar. Enfocado en el presente el cerebro es mucho más productivo y los pensamientos de ansiedad desaparecen al estar ubicado en el aquí y el ahora.

Altruismo. Ayudar a otro es una manera de sentirse mejor. Ya cuando uno recibe ayuda se siente bien, pero cuando uno es altruista, esto activa los sistemas de placer en el cerebro.

La actividad física. Es otro factor de gran ayuda. El ejercicio reduce la ansiedad y mejora el estado del ánimo. El ejercicio físico es uno de los mejores ansiolíticos y antidepresivos. Es muy importante porque refuerza el pensamiento creativo, disminuye la ansiedad y mejora el ánimo.

Tiempo para planificar. Hay que ver el drama como una oportunidad para bajar un cambio, desacelerar, ser más creativo, menos egocéntrico, más consciente. Incluso para descubrir o redescubrir la mejor versión de uno mismo. Es la ocasión para pensar y hacer un país diferente.

No va más. La lucha de facciones lleva a más pobreza y desastres. Hay que discutir lo que es importante, recomponer las instituciones, protegerse de los abusos del poder, de la corrupción, de la arbitrariedad. Y pensar en invertir en salud, educación, nutrición, ciencia y tecnología.

Las claves del bienestar. Antes se pensaba que en un 50%  el bienestar estaba determinado genéticamente. Hoy se sabe que su influencia es menor y que lo que produce bienestar es el contacto humano. Los amigos con los que se puede contar son un indicador del bienestar.

Hacer lo que le guste. Concentrarse en un deporte, cortar el césped, dibujar, escribir y hacerlo con pasión, hace desaparecer el malestar. Más todavía fortalece encontrar un propósito en la vida y una meta que lo haga viable. Sentirse parte de un sueño proporciona mucha felicidad. Disfrutar del presente. Reducir los pensamientos negativos y tener metas personales y gratitud por eso que anda bien y que otros no poseen. Reconocerlo y celebrarlo, tener sentimientos de gratitud por todo lo bueno que sucede aun en medio del drama, ayuda a ser feliz.

Nuevos formatos laborales. Los que no resignan al ingreso básico universal buscan opciones en la tecnología. La franquicia social es útil para quien busca nuevos horizontes. El franquiciante o generador de una franquicia la otorga al franquiciado social, quien activa el negocio entre sus contactos, que son su capital social, con la expectativa de sumar ingresos.

El modelo de la franquicia. En la escala de necesidades humanas hay una pirámide en cuya base están comer y dormir, luego  la  seguridad ante el medio y el futuro, los lazos sociales, el reconocimiento y en la cima el deseo de autorrealización y trascendencia.

El “maestro franquiciante”  ha envasado su  fórmula para el éxito y la transmite al alumno para lograr el mutuo beneficio y su expansión a la sociedad pospandemia que recibirá los frutos.

La franquicia social. Aplica el franchising a los problemas sociales trasladando su metodología  a la clonación de programas benéficos y exitosos para replicarlos en otro país. A este modelo se lo usa también para combatir el flagelo de la desocupación en aumento exponencial.

La base de la pirámide. Ligada a la RSE (responsabilidad social empresaria), se busca que la inversión privada apoyada en el teletrabajo contribuya al desarrollo y a reducir la brecha entre ricos y pobres; para que la inequidad que crea el capitalismo se resuelva dentro del sistema.

En India, Unilever se unió con pobres  que venden sus productos. Para promover su jabón para la ropa, desarrolló un producto no contaminante -ya que las mujeres lavan en el río- y con una ONG de microcréditos, convirtió familias en franquiciados sociales y logró el impacto social.

Fabricar franquicias sociales. Mientras crecen los emprendedores sociales digitales, surgen en cascada ideas como fuentes de energía. Cuando se perciben las necesidades, la conciencia social las plantea como problemas a resolver. Y como el problema es el motor de la inteligencia, la mente humana encuentra su misión social digital cuando logra transformarlo en oportunidad.

Perfil del franquiciado. Es una persona que no se conforma con el ingreso básico universal. Como siempre trabajó hoy araña las paredes. Pero no es para cualquiera, debe desarrollar una mezcla de habilidades: espíritu emprendedor, apego a las normas y una mentalidad empresarial con un alto grado de iniciativa para tomar las decisiones que son de su competencia. Se crea un equilibrio que puede quebrarse si el franquiciado es extremo pro-activo o extremo dependiente. El punto medio garantiza la operación del negocio en términos favorables para ambas partes.

La franquicia social laboral. Este modelo consiste en clonar una experiencia exitosa para combatir el flagelo de la desocupación. Ante la falta de capital financiero o de una idea propia, se recurre a la franquicia lo que implica desarrollar sus activos intangibles (sus conocimientos, su actitud emprendedora, su experiencia, su capital intelectual y social). El paso previo pasa por la educación para optimizar su nivel intelectual y para convertirse en un teletrabajador virtual. Una de las franquicias sociales digitales permite obtener herramientas para el desarrollo personal y divulgarlas para mejorar el rendimiento en el estudio, el trabajo y los negocios.

Tecnofilia y tecnofobia. La pasión exagerada por la tecnología o tecnofilia crece también por la gran dependencia que genera. Tecnofobia es el rechazo a lo tecnológico como miedo irracional. En este mundo donde la tecnología generó problemas sociales se intenta revertir los daños que asolan a la humanidad usándola para revertir los desastres que ella misma provoca.

La interacción entre los problemas sociales e individuales, así como la existente entre la economía y la sociedad, hacen que sea muy importante que las herramientas de inteligencia social y comercial se armonicen para disminuir la creciente brecha entre ricos y pobres.

Sálvese quien pueda. Hay problemas que parecen médicos o psicológicos que surgen de desconocer el funcionamiento del cerebro y los métodos que los optimizan. El hombre usa el 10% de su capacidad y no lo advierte porque se desempeña entre pares de igual rendimiento.

Medir el rendimiento. Una aplicación que ofrece salida laboral es medir la inteligencia con un test que determina el nivel individual para compararlo (Benchmarking) con los cerebros entrenados, ya que lo que no se mide no se puede mejorar. Un cerebro eficaz no es el que tiene el mejor hardware, se destaca el que posee mejor software, es decir que sabe hacerlo funcionar.

El dominio de los mejores métodos optimiza el rendimiento en el estudio, en el trabajo y en los negocios y es un antídoto para las enfermedades psicológicas provocadas por la pandemia.

Como dijo Nietzche los métodos constituyen la mayor riqueza del hombre.

Inicio inmediato. Los cursos que enseñan a desarrollar nuevas capacidades son individualizados y por lo tanto se puede empezar en cualquier día del año con libre elección de fechas y horarios. El programa puede realizarse en forma simultánea con otras actividades (estudio o trabajo) y por E-learning, sin horarios rígidos. Y se puede cursar desde cualquier país.

Educación a distancia. Las plataformas educativas poseen una tecnología que permiten acceder a los contenidos, con herramientas destinadas a la comunicación alumno profesor las 24 horas del día. Son de fácil e intuitivo manejo y se cuenta con un tutor para realizar consultas por email, whatsapp, skype, zoom o línea telefónica, que permiten mantener un contacto fluido.

La supervivencia del más apto. La época actual reactualiza el dilema de la supervivencia planteado por Darwin con la ley del más apto. Como alternativa a la selección natural o casual de algunos elegidos, se refiere a la supervivencia de rasgos que poseen los que se adaptan a los cambios, mientras que los que se aferran al pasado tienden a desaparecer. En el siglo pasado Schumpeter elaboró la teoría de la destrucción creativa, según la cual un innovador desplaza del mercado a los que se aferran al éxito temporal, sin poder anticipar los cambios.

Descubrir al genio interior. Una disciplina que vuelve con gran empuje es la orientación vocacional y profesional La teoría de las inteligencias múltiples demostró que todas las personas tienen un genio interior que el sistema educativo no descubre y por ende los atrasa. Para que el poder interior o empowerment se desarrolle es necesario contar con métodos complementarios de la inteligencia vocacional. Así se evitan los bloqueos producidos por falta de inteligencia emocional, creativa, estratégica, ejecutiva social, o digital.

Ser prosumidor. El productor produce y el cliente gasta y aunque reciba descuentos, gasta su dinero, compra, paga y usa. Puede quejarse, solicitar devoluciones; pero no deja de ser un  cliente. Recibe descuentos, promociones, invitaciones a degustar productos, pero termina gastando. Invierte más para ser reconocido como cliente especial. Otras empresas prefieren convertirlo en promotor de sus productos y entonces pasan de comprar-pagar-usar a comprar-pagar-recomendar-ganar como si fuesen socios. Es decir que se convierte en prosumidor. Así va a recibir ingresos, esa es la  diferencia. Lo que hizo billonaria a la entonces millonaria empresa Amazón fue su programa de afiliados, lanzado en 1996. Lo que hizo fue muy simple, logró que, mediante una comisión, los compradores recomendaran sus libros a su red de contactos.

Operación diferida, oportunidad perdida. Hay dos opciones: o esperas el ingreso básico universal o ganas el pan con el sudor de tu frente. No esperes el fin de la pandemia para capacitarse, no dejes para mañana lo que debes hacer hoy. Procrastinar es dejar para un mañana que nunca llega por fallas en la administración del tiempo y de la mente. La educación es la industria pesada de cualquier nación ya que fabrica los ciudadanos pospandemia del futuro. *Director de Ilvem. Mail horaciokrell@ilvem.com por whatsapp 5491154224742.

BUSCAR

COMPARTIR

NEWSLETTER