Curso de Lectura Veloz

Introducción – Conceptos Generales

¿Por qué el hombre, indefenso al nacer, se convirtió en el dominador del planeta? Porque fue el único entre otras especies que aprendió a tallar en alfabeto en su cerebro. El secreto de este valioso capital intangible permitió globalizar la comunicación, superando las barreras del tiempo y el espacio.

Pero como la creación requiere formación, Borges dijo: “no somos lo que somos por lo que escribimos, somos lo que somos por lo que leemos”..

Y dado que la vida es muy corta como para aprender solo de la experiencia, Newton expresó: “no soy un genio estoy parado sobre las espaldas de gigantes”.

La paradoja de la sociedad de la información es que mientras la producción de textos y conocimientos crece exponencialmente, las habilidades lectoras se mantienen constantes o disminuyen. El cambio acelerado requiere una actualización continua para sostener el nivel competitivo. La lectura es un proceso complejo que implica el movimiento de los ojos y el proceso mental que transforma los símbolos en significados. En los primeros años escolares, aprendemos a leer a través de un procedimiento lineal y silábico. La lectura tradicional se desplaza, como en la flecha, efectuando numerosas pausas sobre las letras.

La técnica de lectura veloz permite un mejor aprovechamiento del campo visual:

El campus visual es todo aquello que puede observarse al detener la vista en el punto de fijación de la mirada. Existen dos tipos de visión: la central y la periférica. La primera es más nítida pero reducida a lo que está próximo al punto de fijación. La segunda posee mayor alcance pero no es precisa, ya que percibe sin exactitud.

Sin embargo, unidos a la capacidad de predictiva de la mente, ambos tipos de visión se complementan.

La lectura que proponemos en este curso tiene su fundamento en que el reconocimiento de las palabras, y sobre todo el de las letras latinas, se realiza por su parte superior, lo que se demuestra en el siguiente ejemplo:

La lectura espacial es una nueva manera de leer que consiste en fijar la mirada por encima de la palabra (en la entrelínea) y en el centro geométrico de la misma.

Ejemplo 1:

La lectura en el espacio elimina la costumbre de comenzar a leer desde la primera letra ya que permite captar al menos una palabra a la vez. A medida que deba percibir dos o más palabras con una sola detención visual, aumentará su grado de dificultad.

Ejemplo 2:

Le deseamos mucha suerte y lo felicitamos por haber tomado la decisión de iniciar el camino del éxito en su desarrollo personal.