Curso de Grafología

Course Content

Total learning: 30 lessons Time: 10 weeks

Clase 1

Primer tema: Importancia de la Grafología como disciplina

Podemos empezar diciendo que la Grafología es la ciencia que a través de la escritura estudia la personalidad del individuo en todas sus facetas.
“La Grafología es una disciplina moderna” es una frase que habitualmente escuchamos. Si bien en la antigüedad se han atribuido frases relacionadas con la escritura, estaba reservado al abate francés Juan Hipólito Michón, el desarrollo de la Grafología, el primer estudio serio y sistematizado de las escrituras. En 1871 funda la Sociedad de Grafologia. Fue quien acuñó el término Grafología (grafo: escritura – logos: tratado).
Años después, Crepieux – Jamín, ordena los resultados de Michón, y establece nuevas leyes para la clasificación e interpretación de los signos gráficos, lo que hoy conocemos como los 8 géneros gráficos. Son los que vamos a ver clases más adelante, nos permitirán realizar nuestro análisis.
Hace el año 1890, el filósofo alemán, Ludwig Klages, recoge la herencia de Michón y Crepieux Jamin y crea el sentido positivo y negativo de la escritura, entre otros conceptos fundamentales. El cuarto maestro de la escritura es el doctor Max Púlver, psicólogo y grafólogo, quien introdujo por primera vez el psicoanálisis. Su aporte fundamental fue el simbolismo del espacio.
Con la asimilación de las nuevas corrientes de la psicología moderna – psicoanálisis de Freud, psicología analítica de Jung – y las nuevas adquisiciones de la psicotecnia, la Grafología se ha situado como una de las herramientas más extendidas y acreditadas de estos tiempos.
¿Cuál es su principal característica? La globalidad. A través de un análisis grafológico se puede describir el conjunto de la personalidad, facultades, características, posibilidades y limitaciones. En análisis grafológico facilita apreciar el intelecto de una persona, la proyección y desarrollo del mismo ya que ¿de qué sirve alguien con un coeficiente altísimo si no aplica en algo concreto sus potencialidades? Se detalla la naturaleza de ese intelecto y su adecuación a diferentes áreas.
Se describe el carácter del analizado con todas las posibles facetas del mismo. Evolución personal, tipo de criterios, solidez de los mismos, capacidad energética, canalización, es decir la actividad y la regularidad. Estabilidad emotiva, control, descontrol de impulsos. Firmeza, seguridad, tenacidad, imposición, influenciabilidad, etc.
La segunda característica básica es la rapidez, lo que no significa que un análisis grafológico se haga deprisa. La rapidez radica en que frente a una escritura podemos hacer una diferenciación en función de la valía intelectual, personal y adecuación de aptitudes del escribiente.
Respecto a la fiabilidad en los resultados, es un planteamiento meramente subjetivo. Sin embargo, cada grafismo es individual e inconfundible. Si queremos cambiar nuestra escritura habitual, aparece la marca del esfuerzo.
Entonces, lo primero que necesitamos es el grafismo a analizar. Lo ideal, son varias escrituras de esa persona con un espacio de tiempo entre ellas.
Una hoja sin pautar (lisa) escrita con birome. La hoja debe estar firmada al pie y debe tener fecha. Como el escrito debe ser espontáneo (no copiar un texto) se recomienda que redacte un texto libre.
Debemos conocer sobre el analizado: nombre completo, sexo, edad puesto que es necesario comprobar la evolución tanto en el pleno intelectual como en el afectivo, estudios, profesión actual y en el caso de tener alguna dificultad física es aconsejable mencionarlo porque puede influir en la escritura y sesgar nuestro análisis. Si vamos a utilizarlo como herramienta de auto conocimiento, tenemos un paso ganado.
Hasta aquí, la primera clase.
Mariana.

 

Bibliografía consultada para esta clase:

* Vels, A. (1991) “escritura y personalidad”. Editorial Herder. Barcelona, España.