Curso de Método de Estudio

Test Inicial – Prueba Inicial

Test de autoevaluación sobre las habilidades de estudio

El primer paso para mejorar en el estudio es tener la capacidad para autoevaluarnos en nuestro desempeño general en el aprendizaje.

Esto nos permitirá descubrir nuestros puntos fuertes y nuestros puntos débiles, para potenciar los primeros e ir superando los últimos.


Instrucciones

Lee atentamente cada pregunta y responde con un SI o un NO.

 

Cuestionario

  1. ¿Tienes problemas o intereses personales que te alejan del estudio
  2. ¿Te interesan, en general, las materias que cursas?
  3. ¿Te preguntas, a menudo, “para qué” debo hacer o saber tal cosa”, y no tienes la respuesta para darte?
  4. ¿Te preguntas, a menudo, “cómo debo aprender tal cosa“, y no tienes respuestas para darte?
  5. ¿Intervienes en el diálogos de clase?
  6. ¿Tienes problemas de adaptación con tus compañeros?
  7. En general, ¿tienes problemas de adaptación con tus profesores?
  8. ¿Tienes un plan de trabajo para cada día?
  9. Si es así, ¿te ajustas a él?
  10. ¿te fijas un horario para cada tarea?
  11. Si es así, ¿lo cumples rigurosamente?
  12. ¿terminas tus trabajos escolares a su debido tiempo?
  13. ¿Estudias primero las materias que te requieren mayor esfuerzo?
  14. ¿Dedicas más tiempo a las materias o tareas que te resultan más difíciles?
  15. ¿Tienes un lugar adecuado, silencioso, con suficiente luz, comodidad, etc., para realizar tus tareas (ya sea en tu casa, en una biblioteca, etc.)
  16. ¿Posees todos los materiales necesarios para cada materia de estudio?
  17. ¿Hay en tu mesa de trabajo un espacio limpio y ordenado, suficientemente amplio como para trabajar o estudiar cómodamente?
  18. ¿Sabes siempre, de un día para el otro, qué tareas han asignado los distintos profesores (sean escritas, gráficas, manuales, para responder oralmente, etc.)
  19. ¿Guardas juntos los apuntes de una misma materia?
  20. Sabes usar los índices de los libros?
  21. ¿Sabes cómo buscar en una biblioteca un libro determinado, del que conocer el título y/o autor?
  22. ¿Sabes cómo buscar en una biblioteca los libros que pueden ayudarte a estudiar un tema o resolver un problema, pero que no te han indicado?
  23. Cuando estudias, ¿sueles hacer una lectura general del capítulo antes de leerlo por partes?
  24. Si en tu libro existen resúmenes al final de cada capítulo, ¿los lees antes de comenzar el estudio de esa lección?
  25. Cuando encuentras en tu lectura una palabra que desconoces, ¿sueles buscarla en el diccionario?
  26. Cuando encuentras un término científico o técnico, curo significado desconoces, ¿recurrís a los diccionarios especializados?
  27. Después de la lectura general, ¿lees atentamente parte por parte para comprender mejor lo que quieres asimilar?
  28. Al preparar un tema, ¿pretendes aprendértelo de memoria sin haberlo comprendido?
  29. ¿Pretendes memorizar todo el capítulo sin distinguir lo esencial de lo accesorio?
  30. ¿Pasas por alto, siempre o caso siempre, los mapas, gráficos, tablas, aclaraciones que se dan al pie de páginas, etc.?
  31. ¿te ayudas con cuadros sinópicos, diagramas, etc., que tú mismo/a haces para favorecer la memorización?
  32. ¿Tratas de expresar siempre los contenidos fundamentales con tus palabras, sea en forma oral o escrita?
  33. ¿Estableces relaciones entre los conocimientos nuevos y los que ya posees?
  34. Anotas las dudas que no has podido resolver?
  35. Consultas acerca de ellas a tus profesores?
  36. Tomas en general los apuntes de clase en forma esquemáticas, cuando el profesor explica?
  37. Si es así, ¿rehaces luego de esos apuntes dándoles órdenes y coherencia?
  38. ¿O pretendes copiar, palabra por palabras, las explicaciones?
  39. ¿Sueles quedarte estudiando hasta las altas horas de la noche?
  40. ¿Duermes lo suficiente como para estar durante el día en un estado descansado?
  41. ¿Dispones diariamente de algunos ratos de distracción?
  42. Haces repaso periódicos, cada día, cada semana, e inmediatamente antes de un examen?
  43. Estudias en “dosis” diarias, o semanales adecuadas?
  44. ¿Te atiborras de lecturas y de estudio poco antes de un examen?
  45. ¿Tratas de aclarar siempre cuáles son los “puntos flojos” de tus trabajos a fin de corregirlos?
  46. ¿Tienes por costumbres estudiar solo/a?
  47. ¿Te gusta estudiar solo/a?
  48. ¿Tienes por costumbres estudiar o trabajar en grupo?
  49. ¿e gusta trabajar en grupo?
  50. Cuando tienes alguna dificultad en tus trabajos escolares, ¿pides ayuda a tus profesores, a un familiar, a tus amigos o compañeros?

Normas para la evaluación

Damos a continuación las respuestas que indican fallas en los hábitos y procedimientos de estudios.

Coteja, con el siguiente listado, tus respuestas.

Este no es un test con puntuación,

Su finalidad es que, al realizarlo, tomes mayor conciencia de tus fortalezas y debilidades para el estudio.

Por su puesto, las preguntas Nº 46, 47, 48 y 49 sólo demuestran hábitos y preferencias personales.

Los resultados, entre los buenos estudiantes, son:

 

Conclusiones

¿Cuáles son tus debilidades para estudiar?

Aquí les damos una síntesis del test anterior, en el que es posible percibir rápidamente una clasificación de las 50 preguntas que ya fueron contestadas.

Marca con un círculo los ítems que representan un problema y luego, en el cuadro, anota tus debilidades para estudiar.

* Individuales

  1. Autovaloración: “No valgo”.
  2. Motivación: “No tengo ganas”.
  3. Aplicación: “No sé para que sirve”.
  4. Concentración: “No me concentro”.
  5. Comprensión: “No entiendo”.
  6. memorización: “No me acuerdo”.
  7. Planificación: “No me alcanza el tiempo”.

* Sociales

  1. Evaluación: “Temo dar examen”.
  2. Integración: “Tengo problemas con mis compañeros”.
  3. Adecuación social: “Me llevo mal con el profesor/con mis familiares”.

* Debilidades a superar a corto plazo

…………………………………………………………………………………………………………..

…………………………………………………………………………………………………………..
…………………………………………………………………………………………………………..
…………………………………………………………………………………………………………..