Curso de Inteligencia Aplicada

Unidad 9 – Alianza estratégica

¿Qué es la fábrica de relaciones productivas?

Las crisis demandan acción, no quedarse con los brazos cruzados. Todos tenemos alguna capacidad ociosa que, si no podemos vender, al menos podemos permutar por un servicio equivalente. Las personas y las empresas creativas pueden inventar su destino aun en las peores condiciones.

Por eso, la fábrica de ideas acepta el ingreso de iniciativas de todo tipo que puedan facilitar una salida hacia la creatividad, aun ante un clima de negocios deprimido.

Una vez que se generaron las ideas, es importante saber con quiénes se puede establecer una relación productiva para llevarlas a la práctica.

Entonces, una alianza es el trabajo cuidadoso y planificado de concretar una idea a través de una relación especialmente seleccionada.

Esta instancia, que asocia a los “optimistas por naturaleza”, da lugar a la fábrica de relaciones productivas, un espacio de interacción en el que se construye una red de aliados creativos y estratégicos, de manera tal que del interjuego de contactos e ideas surjan los mejores resultados posibles.

 

II. La estrategia de las alianzas

¿Qué es una alianza estratégica?

Dentro o fuera de la fábrica, las alianzas estratégicas que se promueven son bilaterales o multilaterales, de tipo económico o social, interempresarias o con profesionales y particulares, nacionales o internacionales, etc.

El método para formularlas es el siguiente: se combinan ideas y personas con sus actividades o conocimientos, y luego se observa la matriz de resultados que arroja el cruce de la información. La técnica consiste en provocar al azar: si en esta combinación aparece una idea atractiva, se comienza a trabajar.

El modelo de generación de ideas y de contactos permite procesar los aportes realizados para verificar el grado de compromiso y de motivación. Se trata de evitar el punto muerto de los contactos porque lo que no se usa se pierde, ya se trate del cerebro o de la vida social. La gimnasia de las relaciones y la comunicación estratégica generan valor agregado.

Una buena alianza estratégica proviene de integrar varios conceptos similares:

1. Si dos no quieren uno no puede: señala la voluntad de realizar la alianza.

2. Sostener la estrategia personal: clarifica que no debe existir confusión, ni pegoteo.

3. Valorar y reconocer: significa que aliarse con los mejores es recibir su capacidad sin realizar el esfuerzo que ellos efectuaron para llegar a ser lo que son.

4. Espiritualizar y pragmatizar: implica aceptar que la idea que los convoca no debe ser sólo una palabra bonita sino una oportunidad de concretar un proyecto mutuamente beneficioso.

5. “Argentinos a las cosas”: representa la capacidad de pasar de las ideas a los hechos para que el tiempo, que es un juez inapelable, no las condene por mal formuladas o ejecutadas.

6. Sostener una visión magnética del futuro: que atraiga al proyecto hacia su realización, pero sin descuidarse, ya que el infierno está poblado de buenas intenciones.

Esta estrategia concibe al crecimiento como un proceso de abajo hacia arriba, donde el capital intelectual, el social y el trabajo en equipo son los recursos esenciales.

El concepto primario es ayudar al que me ayuda y priorizar la calidad, ya que la reunión se efectúa entre quienes comparten recursos innovadores. El liderazgo del proyecto es rotativo; en cada caso es asumido por quien esté mejor capacitado para conducirlo.

 

¿Cómo se sostiene una alianza en el tiempo?

Una alianza puede ser permanente o creada sólo para un fin determinado.

Según el tipo de relación que se establezca entre los aliados, puede plantearse como:

– yo pierdo, tu pierdes (como en ciertas guerras);

– yo pierdo, tu ganas (asociación masoquista);

– yo gano, tu pierdes (asociación sádica) o

– yo gano, tu ganas (asociación prototípica de la alianza productiva).

Según la teoría de la acción, es importante saber regar el jardín de los acuerdos para que sus frutos no se conviertan en letra muerta; debe existir una gimnasia de las relaciones bajo la premisa de que lo que no se usa, se pierde. Hoy prevalecen los temas urgentes, pero no se hace un alto para pensar si se está haciendo lo correcto.

Las alianzas, como casi todo en la vida, tienen dos posibilidades: funcionan o no.

Lo principal es comenzar con una buena idea, luego surge la primera entrevista entre las partes, que casi siempre parece maravillosa. Lo que sucede luego es que habitualmente no pasa nada. A causa de no saber cómo implementar la alianza o por la inacción de los supuestos aliados, se pierden excelentes proyectos.

Lo importante es buscar interlocutores creativos y estratégico con ganas de aprender y progresar. La alianza tiene una ventaja extraordinaria: en lugar de aprender todo lo que sabe el otro o posicionar una nueva marca, con una simple idea y un marketing efectivo la asociación aumenta el capital de cada parte. Se trata de elegir a los mejores y aprovechar su fortaleza sin tener que realizar el esfuerzo que ellos hicieron para llegar a serlo.

Algunos principales que regulan las alianzas son el trabajo en equipo y la ética, ya que nadie repetirá experiencias con quienes hayan faltado a su palabra por negligencia, engaño, falta de voluntad o incompetencia.

Se trata de conseguir la contracara de nuestras debilidades y aportar nuestras fortalezas para enfrentar así un mundo potencialmente hostil pero también lleno de oportunidades.

 

Alianzas en la web

Las épocas difíciles también tienen sus beneficios secundarios: hay que aprender a usar mejor la inteligencia. En la red, la alianza estratégica entre sitios web es una alternativa especialmente efectiva.

En ILVEM y la ciudad del saber apoyamos la interrelación de los especialistas, de las personas y de las empresas para encender la chispa de continuas y nuevas alianzas. Además, consideramos que el acceso masivo a la web permite y estimula la creación de alianzas a través del ejercicio activo de la creatividad y la multiplicación de la red de contactos.

En esta época de crisis de valores y desconfianza hacia los gobiernos, las alianzas permiten construir un concepto simple: la solidaridad de las organizaciones o individuos que se agrupan para beneficiarse mutuamente y crear empleo.

La torta Argentina ha disminuido su tamaño pero sigue existiendo. Se le puede hacer crecer y tomar una mayor parte de ella capacitándose en el desarrollo de la creatividad. Cuando millones de argentinos creativos y emprendedores fabriquen ideas y tejan alianzas, dentro o fuera de la red, producirán empleos para todos los demás.

 

Otras formas de contacto social: la franquicia

La franquicia es un sistema de colaboración entre dos partes que persiguen un objetivo común. Una de ellas -el franquiciante- cede a otra -el franquiciado-, el derecho de usar una marce ya existente o comercializar o producir determinados servicios y productos.

La franquicia permite clonar y repetir la experiencia exitosa.

Como en le Benchmarking el franquiciado busca, compara, y selecciona lo mejor y luego se integra a una red con beneficios de escala y optimización de recursos como único responsable de su gestión. Tiene el respaldo de una experiencia aprobada, una imagen de marca y un plan de comunicación que minimiza los riesgos y aumenta sus ganancias. El Benchmarking implica una comparación con un tercero a los efectos de imitarlo.

En 1955 McDonald’s franquició cuando apenas tenía un local mientras White Castle, una cadena, que ya tenía 15, decidió no hacerlo. En 1965, McDonald’s tienía 600 y White Castle 100. En 1990, McDonald’s 11 mil y White Castle 300. En el 2000, McDonald’s 28 mil, mientras White Castle 400.

En la década del 70′ las franquicias crecieron para facilitar la expansión internacional. Para fines de los 80′, las cadenas saturaron el mercado sin dejar lugar a las nacionales que tuvieron que conformarse con ser espectadoras. El manejo de los tiempos es clave, antes el pez grande se comía al chico; hoy el rápido se come al lento. Las cadenas mexicanas desaparecieron por no franquiciar a tiempo. En filipinas, Jolybee decidió franquiciar oportunamente y McDonald’s, a pesar de su tamaño, no es líder allí.

 

La franquicia se relaciona con las necesidades humanas

Maslow diseñó una pirámide en cuya base están las de comer y dormir y siguen: seguridad, lazos sociales, reconocimiento, y en la cima se ubican realización y trascendencia. La franquicia es la alianza entre quienes trasciende con su obra y quien descubre su camino. Así, se fortalece la pirámide.

El franquiciado percibe un negocio seguro y exitoso y deduce que puede manejarlo sin riesgo a través de un sistema comprobado y que funciona. El atractivo es que brinda una oportunidad a gente con distintos niveles de capital y experiencia para ser independientes y, al mismo tiempo, pertenecer a una estructura organizada. Mientras que a una idea hay que esperarla, el tranquiciante ya tiene envasado su éxito y puede transferirlo.

 

La imaginación al poder

Imagine una franquicia social para fabricar ricos. Permitiría a los ganadores disfrutar material y moralmente de su éxito. Esa franquicia en lo filosófico transmitiría valores de verdad, sabiduría, tecnología y cooperación, en lo socioeconómico, multiplicaría a los actores del éxito. Para el individuo constituiría un reaseguro ante el desempleo ya que el franquiciado compra su propio trabajo, como ocurrió en EEUU cuando dio empleo a los veteranos de Vietnam. Pensando en el futuro, se dependería menos de la jubilación y del Estado ya que la franquicia es un verdadero autoseguro.

 

Se estimularía la calidad y la creatividad

Hay buenas ideas que nunca se hacen realidad. La franquicia requiere más inteligencia que capital porque se financia con la fe de los que creen en ella. Hay que crear el modelo y expandirlo agregando calidad para observar y perfeccionar lo que uno hace. Posibilita ganar- ganar dos veces porque el capital intelectual no se agota y crece con cada experiencia. En la materia gris, no influye la distancia ni el peso físico. Su insumo, la inteligencia, vale mucho más que lo que pesa.

 

La franquicia a la educación

Nadie piensa en la vejez ni en la obsolescencia de su éxito. Si lo hiciera, aceptaría de inmediato inyectar el entusiasmo y la energía de quienes progresar. Los triunfadores deben ser entrenadores de emprendedores, guías y modelos de anclaje psicológico por identificación. Newton parado sobre “la espada de gigantes” es un ejemplo: el camino al infierno está sembrado de buenas intenciones, pero si los que enseñan son los triunfadores, transmiten un mensaje: “a tener éxito también se aprende”.

 

Contacto internacional

Es siempre considerar al mundo como mercado introduciendo los mecanismos de la inteligencia en el escenario mundial. Por eso, ILVEM ha creado el programa:

 

III. Ciudadanos del mundo global

Un país normal

Los latinos y centroamericanos que viven en países normales, con instituciones que funcionan y donde por lo tanto existe una moneda sana, no se explican cómo con las riquezas naturales de sus países de origen y el impulso extraordinario de las comunicaciones -que permiten una rápida incorporación de las novedades tecnológicas- no se logra que se alejen del infierno cuando su destino debería ser el cielo.

Pareciera que a estos países no se le puede aplicar el principio de que lo que no te mata te fortalece porque ingresan en períodos de bonanza mental cuando el problema es estructural. Tienen la viveza necesaria para transformar la mala suerte en oportunidad pero le falta la inteligencia de convertir la oportunidad en la buena suerte del cambio.

Hoy, estos países podrían trasladar al mundo parte de sus problemas económicos y de empleo jugando con las reglas de la globalización y de la tercerización según el cual las empresas se reorganizan constantemente para aumentar sus beneficios y para competir mejor.

 

Aprender a exportar

En lo peor de la crisis muchos latinos y centroamericanos buscaron rehacer su vida en otras latitudes, ahora es posible lograr que este fenómeno crítico sea una oportunidad para quienes emigraron dejen el status de exiliados para ser embajadores que puedan representar su país, para que se mantenga la unión entre los que se van y los que se quedan funcionando como protagonistas de contactos que deberían generar las embajadas, que ahora actúan como oficinas burocráticas y no como debieran ser: promotoras de exportaciones.

 

Crear el hilo de plata

Para Franklin la patria no es el lugar donde se nace sino aquél donde se puede desarrollar integralmente la libertad y la capacidad ser. El ciudadano que elige otro destino puede explicar al mundo que el fracaso es producto de dirigentes corruptos que se enriquecieron a expensas del país en combinación con cómplices externos que les facilitaron el acceso al default con créditos impagables ante miradas complacientes.

Pueden favorecerse y beneficiar a nuestros productores promoviendo la exportación de sus productos y servicios, una habilidad que debiera incorporarse a una forma educativa que induzca el cambio que requiere la imprescindible apertura Argentina hacia el mundo.

Pueden integrarse a una red de contactos de ideas y de relaciones productividad. El capital social es el recurso más importante que se posee para ampliar las relaciones y se despilfarra por las limitaciones de la memoria humana y por las carencias tecnológicas. Si para crear valor hay que tener valores: vaciemos los bolsillos y llenemos las mentes argentinas, para que la mente luego vuelva a llenarles los bolsillos.

 

IV. Cómo producir con inteligencia lo que el mundo necesita

Viejas  y nuevas globalizaciones

Paul Kennedy relata la ironía histórica, en el caso de India. “Es como si el mundo hubiera completado un círculo. En el siglo XVIII, la industria textil india era superior y más grande que todas las demás.

La Revolución Industrial en Gran Bretaña cambió la relación de fuerzas. Las máquinas hiladoras trabajaban 24 horas diarias produciendo tela de forma mucho más barata que los tejedores indios. El resultado fue el comienzo de la primera economía globalizada. También dio lugar a la aniquilación de la industria india, que no pudo protegerse.

A principios el siglo XXI, el mundo cambia. Después de todo, en las últimas décadas el Norte exportó su maquinaria al Sur, ofreció capital empresario y empresas conjuntas y presionó a los gobiernos para que aceptaran políticas de apertura de mercados. Hicieron énfases en crear un campo de juego abierto. ¿Pero qué significaba “abierto” cuando uno tiene máquinas textiles a vapor y el otro no? ¿Y qué es “abierto” hoy cuando el costo laboral indio es tal vez la octava parte de los del Norte? ¿Y por qué esas quejas deberían significar algo cuando el propósito de las normas de la Organización Mundial del Comercio fue eliminar la protección? Los países que caen de la cima serán reemplazados por los que ascienden, y no deberían quejarse. Por lo tanto, el flujo de productos textiles hacia el Norte aumentará”.

 

Países pobres y países ricos

Una potencia mundial como Japón no es más que un país pequeño con escasos recursos naturales, que actúa como una gran Fábrica Flotante importante materia prima y transformándola en productos elaborados de mayor valor que exporta a todas partes generando su riqueza.

Tampoco Suiza tiene riquezas naturales, pero su industria láctea que por razones climáticas trabaja pocos meses es de la mejores, sin océanos tiene una de las flotas náuticas más importantes, sin cacao produce el mejor chocolate. Es un país pequeño pero su imagen lo  convirtió en la caja de seguridad que usa todo el mundo.

En 1900 Argentina era rica. Parra 1960 también, porque en ese momento, 1/3 de la economía mundial era agricultura, 1/3 era industria y el resto, era economía del conocimiento. En 1998 el 4% de la economía mundial era agricultura, porque la economía creció en los otros factores, mientras que la industria se mantuvo, y la economía del conocimiento llegó a los 2/3.

La materia prima, vale hoy el 20% de lo que valía en 1845. Y quienes no le agregan conocimientos, son cada vez más pobres.

En 1985, México, Brasil, Argentina y Corea generaban el mismo número de patentes que Estados Unidos. En la nueva economía si no se crean, protegen ni venden conocimientos, no hay producto del cual vivir.

Esta economía es portátil. El país que encuentra a los mejores ciudadanos de otro país, se los lleva, y los países que no le pongan atención a sus recursos humanos y a darles trabajo no podrán generar patentes, ideas, empresas y quebrarán.

En 1999 IBM generó 2.685 patentes en EEUU y 167 países del mundo juntos generaron menos; apenas 2.500 patentes.

La persona que descifró el genoma humano se planteó hacer la secuencia completa en dos años y todo el mundo se rió. El 12 de febrero de 2001 lo hizo. En EEUU, el número de patentes biológicas y de biotecnología excedió el número de patentes de computadoras y telecomunicaciones.

Mientras tanto, seguimos exportando cada vez más y tenemos un salario que decae. Esto pasa en vario países: entra un presidente, sale otro y el país es cada vez más pobre porque falla la agencia del desarrollo económico.

Lo importante hoy son las mentes, la educación, la ciencia y que esas mentes puedan proteger y vender conocimientos al resto del mundo. Los países que lo entendieron van a dominar el planeta.

Einstein dijo: “Todos los imperios del futuro van a ser imperios del conocimientos, y solamente serán exitosos los pueblos que entiendan cómo generar conocimientos y cómo protegerlos; cómo buscar a los jóvenes que tengan la capacidad para hacerlo y asegurarse que se queden en el país. Los otros países se quedarán con litorales hermosos, con iglesias, minas, con una historia fantástica; pero  probablemente no se queden ni con las mismas banderas, no con las mismas fronteras, ni mucho menos con un éxito económico”.

 

La Metodología de Ciudadano del mundo global

Un ciudadano está modelado por la educación, socialización y la cultura en la que le toca vivir, ya que los hombres pasan y las instituciones quedan perpetuando modelos de enseñar y de hacer.

Pese a la destrucción creativa a la que las somete el sistema capitalista algunas organizaciones sobreviven y otras mueren.

¿Por qué hay empresas centenarias y otras que no llegan al año de vida? El desafío es qué puede aportar cada ciudadano para que su legado sea crear instituciones inteligentes.

Hoy los ciudadanos y organizaciones están inmersos en el fenómeno de la globalización moderno, cuya onda expansiva se multiplica por el efecto de las tecnologías de la información y de la comunicación. Se puede disentir con la aceleración de la globalización pero no se la puede negar, no remar contra su corriente.

“Ciudadano del mundo global” es un programa de toma de conciencia y de adecuación de los recursos que se poseen para enfrentar las amenazas y aprovechar las oportunidades mediante una metodología, ya que los métodos son la mayor riqueza del hombre (Nietzche).

Combina en su formación la sinergia entre el desarrollo del potencial de la inteligencia individual y la para dar lugar a entidades que gerencien los recursos para obtener los resultados.

 

Optimizar el capital intelectual, físico y social a nivel global

“Ciudadanos del mundo Global” es una institución, con una filosofía, con una metodología y con entidades de aplicación de nuevas tecnologías para promover el cambio de conciencia que el país requiere para ponerse de pie en el comercio internacional.

La Ciudad del saber: Para que los especialistas se conviertan en generalistas, cambiando el famoso martillo de Maslow que les hace ver clavos por todas partes, por una nueva mirada abarcativa.

Fábrica de ideas: Parra inventar ideas creativas todos los días del año.

Fábrica de relaciones productivas: Para acrecentar el capital social.

Alianzas estratégicas: Para asociarse con los mejores sin tener que hacer el trabajo que ellos hicieron para conseguirlo.

Yo S.A.: Para convertirse en el emprendedor de las propias ideas.

Teletrabajo: Para trabajar en el mundo sin moverse del país.

La permuta: Para saber comprar lo que uno quiere con lo que uno tiene. Einstein dijo: “si la vida me diera la oportunidad me haría trocador de cosas, esa sería una noble profesión”.

La franquicia: Para envasar y transmitir la fórmula del éxito en un formato expandible a todo terreno.

La Tecnología de la Información y de la comunicación: Para sintonizar el sistema nervioso con el digital, creando la sinergia positiva entre los capitales (intelectual, social y físico).

Los micro eventos: Para romper con la rutina de más de lo mismo, generando impactos en las vías asociativas y emocionales del cerebro.

 

La importancia de la exportación de la inteligencia

Quienes realizan este curso lo hicieron por diferentes razones o por simple casualidad (el azar es incontrolable). Pero el azar no es igual a la buena suerte. La buena suerte se logra cuando la situación se puede detectar como oportunidad y responder en consecuencia.

A muchas personas les habrá caído una manzana en la cabeza a lo largo de la historia, pero fue Newton quien descubrió la ley de la gravedad. Muchas otras vieron subir la tapa de la olla cuando el agua hervía pero Watt descubrió la energía del vapor. Sólo una persona se preguntó cómo inventar un producto que obligara a los hombres a comprárselo toda la vida: esa persona fue King Gillette.

De lo que hablamos es de aprovechar la cara de la oportunidad que ofrece la globalización y disminuir los temores que despierta. El éxito tiene mecanismos y fórmulas que requiere una mentalidad estratégica:

¿Dónde estaba hace un año, dónde estoy ahora, dónde quiero estar en un año y cómo haré para conseguirlo; cómo lo hice, cómo pude haberlo hecho, qué puedo hacer; quién soy, a dónde voy y con quién?

“Ciudadanos del mundo global” es una entidad que cuenta con el apoyo de compatriotas radicados en el exterior como representantes. Cada uno de ellos ya tiene una estructura y puede cumplir el rol que deberían estar ejerciendo nuestras embajadas: el de generar proyectos de exportación e importación de bienes, servicios, franquicias, teletrabajo de los argentinos y transferir tecnológicas.

Todos podemos “aprender a emprender” hacia el mundo mediante el marketing digital y ayudar a poner el país de pie a través de la exportación inteligente de nuestro capital humano, social y material.

para eso debemos sincronizar las 4 a del aprendizaje con la 4 e del emprendedor:

Aprender a ser genera la energía, que surge cuando uno descubre lo que quiere. Aprender a aprender lleva a la Excelencia, porque permite adecuarse al cambio. Aprender a hacer potencia el Esfuerzo, es la palanca para mover el mundo. Aprender a convivir socializa y Estimula, con el incentivo del capital social.

La motivación es el motivo de la acción, y es la clave del éxito. Sentir, saber, interesar y hacer son los verbos a conjugar en círculo virtuoso.

Porque si uno sabe y siente se interesa y hace. Cuatro verbos que dialogan en la acción diaria y necesaria para vivir en estos tiempos globales y competitivos.

La motivación es hacer lo que uno le gusta con la gente que le agrada. Por eso la motivación se relaciona con otros verbos positivos: observar, escuchar, aprender, pensar, imaginar, amar, comunicar, crecer, cambiar, compartir, proyectar, cooperar y realizar.

 

Un argentino común

Si Juan Perez -un argentino promedio- se decidiera a participar en lo mejor de los dos mundos debería preguntarse: ¿qué es lo que me diferencia de John Smith residente en Filadelfia?

La primera distinción es que él domina el inglés como lengua materna. Si Juan Perez optimizara su ingles podría convertirse en ciudadano del mundo global y competir con John Smith según la lógica de los mercados modernos, es decir, ofertando sus servicios a menor costo.

Si ciudadanos y gobernantes actuáramos estratégicamente y en equipo podríamos trasladar a los países desarrollados parte de nuestros problemas de empleo. Las empresas internacionales profesan el culto de la tercerización según el cual eliminan o reemplazan gente y se reorganizan para aumentar sus beneficios y hacerse más competitivas.

Ni al ciudadano Juan Perez ni el político de turno les alcanza con aprender inglés pero es una condición necesaria. El argentino está alejado y a muchos kilómetros de este idioma. Y como en la actualidad el inglés es el idioma del mundo, dominarlo es la primera herramienta en el aprendizaje de la globalización.

La segunda es aprovechar la tercerización para convertirse en “YO S.A.” ciudadano del mundo global”. Para ello hacen falta dos estrategias:

1) Desarrollar la capacidad: si quiero ser competitivo no puedo continuar utilizando sólo el 10% de mis recursos naturales.

2) Integrar mi sistema nervioso con el sistema digital: si los átomos se asocian con los bits puedo realizar cualquier trabajo a distancia como teleworker, el trabajador del futuro.

Así, Juan Perez superará a John Smith porque lo aventajará en lo que este último no se ha percatado: ha desarrollado al máximo su creatividad y además es bilingüe. La solución es mejorar la productividad del argentino que hoy sólo alcanza al 25% de la de sus pares en países desarrollados. Esto explica por un lado el exceso de horas extras y por el otro hace incomprensible la desinversión en educación de la creatividad cuyo desarrollo permitiría poner en marcha la fábrica de ideas como escuela de proyectos.

Para lograrlo busquemos a aquellos argentinos con ganas de cambiar, désmole la llama de la esperanza y comencemos a invertir en su capacitación para convertir sus pequeñas brillantes ideas -como perlas a cultivar- en exportaciones e ingresos de divisas.

Y si la burocracia instalada en la sociedad es una máquina de impedir, no hay sin embargo obstáculos para que los particulares busquen un nuevo camino mediante la alianza estratégica de los que asumen el principio de individualidad con el de solidaridad social resumiendo en la frase “aprender a trabajar en equipo“.

 

Resumiendo

El programa Ciudadanos del mundo global no tiene fines de lucro, aunque enseña cómo obtenerlo optimizando las herramientas. Se trata de aproximar al empleado, al ejecutivo o al empresario una modalidad de trabajo muy propicia por los valores actuales de nuestro signo monetario. Se enseña a incursionar en le marketing digital para ser ubicado, con más el valor agregado del contacto físico con argentinos en el exterior que gestionan convenios de comercio y trabajo internacional. El lucro es para el país o para los que se abren al mundo buscando divisas en moneda fuerte sin moverse de su casa u oficina. ¿Cómo es posible que un país tan rico como el nuestro sea pobre, mientras que otros  como Japón pobres en recursos sean ricos porque saben producir con inteligencia lo que el mundo necesita?

Una sociedad es el reflejo de la educación que recibe, por eso, “ciudadanos del mundo global” es esencialmente un programa de capacitación y de consultoría que proponemos a quienes deseen acompañarnos. Se trata de aprender a promover, a desarrollar proactivamente el espíritu emprendedor antes que limitarse a reaccionar solamente cuando algo nos ocurre.

También se trata de convertir carda evento en una institución de aplicación que genere negocios internacionales y derivaciones locales.

Estos grupos de diferentes países se conectarán entre sí para expandirse, complementarse y crear sinergía positiva.

Para integrarse no hace falta dinero sino entusiasmo. Hacen faltas ideas y ganas de asumir el compromiso de pasar del contacto al proyecto. No hay peor intento que aquél que no se realiza, cómo dijo Demóstenes, las palabras que no se transforman en hechos no sirven para nada.

 

Bench Marketing internacional

Otra ventaja del programa es que al estudiar la conducta de las personas de los países ricos, se descubren las diferencias y las distancias que debemos acortar. La mayor parte cumple estas reglas:

1) Moral como principio básico.

2) Orden y la limpieza.

3) Integridad.

4) Puntualidad.

5) Responsabilidad.

6) Deseo de superación.

7) Respeto a las leyes y el reglamento.

8) El respeto por el derecho de los demás.

9) Amor al trabajo.

10) Esfuerzo por la economía y la iniciativa.

No somos pobres porque nuestro país le falten riquezas naturales, o porque la naturaleza haya sido cruel con nosotros. Nos falta carácter para cumplir estas premisas básicas de una sociedad productiva.

La crisis de empleo hizo que el argentino (para sobrevivir) se volviera emprendedor pero le faltan herramientas. Según el último informe de GEM (global entrepennership monitor) del IAE la Argentina está quinta entre 38 en tasa de actividad emprendedora, pero último en cuanto a condiciones del contexto. Para abrir una empresa hay más trabas, más tiempo 48 días contra 24 en Chile, 2 en Canadá o Australia. El costo de registrar una empresa es del 10% del PBI versus el 0.5 en USA.

El dilema del emprendedor es que está solo con su idea, sin los recursos que necesita para implementarla. Llevar a la práctica una iniciativa requiere un contexto adecuado un lugar del encuentro, un espacio de ayuda que existe sólo para los que se quieran ayudar.

El saber no tiene fronteras y las ideas no ocupan espacio. Y como el azar no es igual a la buena suerte… la reunión terminó pero, ahora, todos tenemos la palabra.