Curso de Inteligencia Aplicada

Unidad 11 – Aprendiendo con un coach

I. Aprender con un couch

Más allá del éxito coyuntural: ¿Cómo sobreviven las instituciones mientras las personas físicas; nacen, crecen, se desarrollan y mueren?

El milagro tiene tres fases: mantienen clara su misión. Esto genera la tensión creativa entre la coyuntura y los valores.

La segunda fase es aplicar la destrucción creativa, un sistema de calidad total que consiste en analizar siempre lo que se hace para mejorarlo antes que los competidores lo hagan por uno mismo. Se trata de hacer del defecto una virtud, evitando que un error se convierta en hábito mediante el feedback con la realidad.

Antes la gente estudiaba clase por clase y el que practicaba aprendía pero el grupo podía dividirse entre los que triunfaban y los que no. Ahora el alumno avanza individualmente, es decir que no pasa de una lección a la otra por mera asistencia sino por resultados. Para ello el docente tradicional se ha transformado en un coach que es un experto en metodología y que sabe como motivar a cada alumno para extraer lo mejor de sí mismo.

El coach adquiere a una filosofía que supera al sistema convencional y enciclopedista por el otro que desarrolla las destrezas técnicas y genéricas que convierten al sujeto en líder y arquitecto de su propio destino. Esto se logra mediante la continuada de lo que aprende, ejercitando su saber, con selecciona hasta convertirlos en proyectos y una estrategia para transformarlos en goles al llevarlos a la práctica.

El coach no transmite información, sino que ayuda a aprender por uno mismo. Mientras tanto ingresa a la tercera fase del método: orienta al alumno para descubrir lo que realmente quiere, la verdadera misión de su vida. Así, cuando aflora el deseo, el mismo se hace cada vez más grande y ante él cualquier obstáculo se vuelve pequeño.

 

II. Los recursos humanos

Jim Collins revela los resultados de un estudio de 5 años que muestra que las “grandes” compañías se basan en mayor parte en el respeto por invertir en “el mejor” capital humano para alcanzar el éxito a largo plazo. Estudios actuales muestran una fuerte correlación entre la administración del capital humano y el valor de las acciones. Todas aquellas empresas que tengan éxito al contratar y retener la mezcla perfecta de capital humana que guiará y fortalecerá su organización, tendrán una ventaja competitiva que será difícil de vencer.

Hoy día el referente histórico capital-trabajo ha sido sustituido por información-conocimiento. (Joyanes). Hay organizaciones que adicionan valor y crean bienes con valor añadido y el input (costos) da vía al output (valor creado).

Este hecho tiene importancia porque relaciona a los activos tangibles e intangibles. La empresa cuenta con recursos basados en la información y el conocimiento compartido, en las relaciones de confianza con colaboradores clientes y proveedores.

Los recursos intangibles son activos con potencial suficiente como para sustentar la ventaja competitiva de la empresa por ser recursos escasos, valiosos, no sustituibles y difíciles de imitar. Hoy los costos de producción, que fueron la parte principal en la economía industrial, con casi insignificantes, así como la producción por sí misma en la actividad total de la compañía. Las compañías tradicionales basan su estrategia de negocios en el capital físico y financiero y las compañías modernas lo basan en el conocimiento.

Entre los recursos intangibles se encuentran las relaciones con el mercado, la propiedad intelectual, el know how -saber hacer-, marcas y patentes y otros, talentos, habilidades, experiencias, fidelidad, el orden, seguridad y calidad en una organización.

La cadena de valor describe una serie de actividades que adicionan valor y que conectan con la demanda rediseñando su proceso interno y externo para mejorar la eficiencia y efectividad.

Si bien es cierto que por ejemplo, los productos se hacen en la realidad, su gestión se realiza cada vez más en la realidad virtual mediante su conversión en información de tipo digital.

El nuevo modelo sobre la forma de competir de la empresa, es considerarse como un conjunto de recursos, capacidades y fortalezas que han de ser apoyadas para usarse en función de la estrategia.

Las competencias organizativas de orden superior suponen el saber cómo coordinar y explotar los recursos que se poseen y lo que se sabe hacer mejor que los otros (capacidades), o el aprender a hacerlo más rápido que la competencia.

El talento se configura como una conjunción de tres atributos que se plasman en las organizaciones: conocimiento, creatividad y relaciones personales.

El especialista Nonaka-Takeuchi define el proceso como interacción entre conocimiento tácito y explícito con una espiral de transformación permanente que se desarrolla así:

1. La socialización: que facilita compartir experiencias por medio de exposiciones orales, documentos, manuales y tradiciones orales.

2. La exteriorización: que supone hacer tangible mediante el uso de ejemplos.

3. La combinación: que crea nuevo conocimiento del conocimiento que se posee.

4. La interiorización: que analiza las experiencias adquiridas en la puesta en práctica.

5. La última fase de asimilación: que sintetiza e incorpora dichas experiencias.

 

Por qué el conocimiento es importante

Una estrategia debe considerar aspectos tales como: el consumidor, los procesos, la gente, la memoria, los activos de conocimientos: lo que se puede medir es lo se puede manejar.

 

Cuál es el conocimiento crítico necesario

La creación de valor añadido desafía las leyes de conservación de energía que establece que la salida de un sistema nunca puede ser mayor que la entrada. ese valor debe ser un acto de creatividad. La fuente de esta energía creativa es el conocimiento y puede ser cuantificada solo indirectamente observando cómo adiciona valor.

Primero resulta necesario señalar que se habla de dos tipos de conocimientos: el conocimiento explícito que puede ser fácilmente procesado, y el conocimiento tácito cuyo su carácter subjetivo e instintivo dificulta la transición Esto implica que es necesario realizar la conversión del conocimiento tácito a conocimiento explícito.

Shah Jahai, el emperador mongol que construyó el Taj Mahal, instruyó a sus soldados para que mutilaran las manos de los artífices del monumento y de así nunca pudieron construir otro como aquél. Para esto emperador el conocimiento necesario no podría expresarse de nuevo al realizar este acto de barbarie.

Resulta aceptado que la diferencia entre el valor de mercado de una empresa y el costo de reemplazar sus activos, es el capital de conocimiento que posee.

 

Cuáles son los elementos claves para gestionar el conocimiento

El tiempo, tener en claro que la tecnología en sí misma no nos hace competentes, sino que el mercado decide el éxito independientemente de su calidad y, por último, la cultura de compartir el conocimiento.

Las fases pueden resumirse en: adquisición, normalización, estructuración, utilización, adición de valor y detección. El éxito dependerá de la capacidad de dirección, de los recursos y de factores del contexto: competencias, moda, mercados, tecnologías, políticas de estado, etc.

 

Cuál es el impacto del conocimiento

Si somos capaces de medir el capital intelectual de una organización, obtendremos una medida del impacto del conocimiento.

 

Las características del líder

El gerente del conocimiento dependerá de las características de la organización.

Los adelantos tecnológicos, como internet y el comercio electrónico, cambiaron el modelo de producir y vender por el de sentir, entender y responder.

El ambiente debe ser abierto, no jerárquico, propio de una comunicación libre en redes a través de la organización y un estilo participativo y de colaboración en la forma de operar. Se quiere identificar la base de conocimientos como un factor crítico de éxito.

 

Herramientas para su implementación

Se han considerado una serie de herramientas para apoyar el trabajo de implementación de sistemas de gestión del conocimiento: que van desde herramientas informáticas (sistema ERP-Enterprise Resources Planning, Datawarehouse, Dataminig, y otros), herramientas de comunicación (Groupware, Workflow, Call Center) herramientas de mejoras continuas (TQM) opciones de internet, intranet y extranet y herramientas especialmente diseñadas para este propósito, como los mapas conceptuales, tablero de comando y algunas herramientas para la gestión documental, compatibles con las tecnologías de internet/intranet, como los llamados agentes inteligentes de búsqueda en internet, redes neuronales y Customer Relationship management (CRM) o gerencia de las relaciones con el cliente entre otras. Si la tecnología e internet han transformado a la sociedad y a los sistemas que los utilizan, integrándose a la cadena de valor, habría que estructurar el conocimiento, compartirlo y crear una cultura organizacional que lo promueva.

 

Aprender a gestionar el conocimiento

Las empresas pueden aplicar las mismas técnicas pero sólo las personas logran marcar la diferencia. Hoy, son las personas las primeras responsables de ir dando un paso tras otro en su propia formación. La empresa, por su parte, ha de ejercer el papel de potenciar las habilidades y de su mejora continua.

 

Aprendiendo a aprender: la formación en las personas

A las 4 A del aprendizaje la gestión del conocimiento suma a la formación tradicional, el aprendizaje, entendiendo como la capacidad necesaria para afrontar los retos futuros, el crecimiento humano, en materia de creatividad, innovación y liderazgo personal y aprender a compartir lo que se sabe.

Actualmente, el éxito de las organizaciones depende, en gran medida, de su capacidad para potenciar el capital humano del que disponen. Factores como la motivación personal, el adiestramiento y la comunicación tienen que estar presentes en el día a día. Si la empresa es capaz de establecer un compromiso efectivo con sus empleados, de demostrarles que les ofrece oportunidades de ser eficaces, el trabajador comprenderá la magnitud e importancia de su contribución y el rendimiento de sus conocimientos para la organización.

 

Aprender y adaptarse: aprendizaje en las empresas

Las empresas en las que el conocimiento es relevante se caracterizan por una mayor sensibilidad al entorno, mejor adaptabilidad a los cambios, mejor distribución y rendimiento del personal, mayor capacidad creativa, mejor uso de sus activos existentes y, en definitiva, por un rendimiento y competitividad mayor que las organizaciones no sensibles al aprendizaje.

La empresa “que aprende” hace al trabajador partícipe de sus metas y objetivos, es capaz de crear e identificar futuros líderes, contribuye al enriquecimiento del grupo facilitando el flujo de conocimientos y alimentar la autoestima, el compromiso y la responsabilidad de los que lo comparten.

Capacita al trabajador para la toma de decisiones fundamentadas. Son, en definitiva, sistemas basados en las personas y en la participación y gestión de las propias competencias.

La gestión del conocimiento se erige como el enfoque fundamental que en una empresa debe adoptar para lograr el acceso generalizado al conocimiento. Entre sus principales tareas al servicio del aprendizaje en una organización se encuentran las de localizar y comunicar entre sí a los integrantes de una organización, establecer sistemas de gestión documental eficaces y accesibles a todos los miembros de la empresa, trabajar en un entorno de red óptimo para el intercambio de información interna y externa y crear y desarrollar intranets, extranets y aulas virtuales de formación y entender que el equipo es el elemento fundamental de aprendizaje.

La empresa se fundamenta hoy sobre ideas, habilidades y conocimientos; y por ello las organizaciones que estén mejor preparadas se convertirán en las mejores.

“No es accidental que la mayor parte de las organizaciones aprenda de forma deficiente. El modo en que están diseñadas y dirigidas, la forma en que se definen los empleos y, sobre todo, la forma en que se enseña a pensar y a interactuar a las personas crea discapacidades de aprendizaje fundamentales (…)”. Senge, 1990.

 

III. E-business y gestión del conocimiento

En un escenario económico como el actual, en el que las empresas se mueven hacia la globalización, las grandes operaciones de fusión o las alianzas estratégicas, subyace un profundo cambio en los modelos de negocio con una clara orientación hacia soluciones de negocio digitales. En este entorno, la gestión del conocimiento se convierte en un elemento clave para la creación de valor.

La gestión del capital intelectual -el conjunto de intangibles que crean valor y que son estratégicos- se traduce en esfuerzos claros para la transformación de la empresa hacia una organización que aprende, que es transparente en su gestión y lo comunica a los empleados, que favorece la innovación y la creatividad y que permite el desarrollo de las competencias de las personas y de los equipos de trabajo.

Es importante establecer una gestión transparente de la información y del conocimiento corporativo, permitiendo que estos fluyan por toda la organización.

La gestión del conocimiento debe estar presente desde una visión estratégica inicial aportando valor en aspectos como la gestión de contenidos, la generación de nuevos conocimientos, la utilización de la información acumulada en la organización o la manipulación de la nueva información procedente de los clientes y de sus demandas a través del Portal corporativo, de la Extranet, del negocio digital… aumenta la variedad de productos y de ofertas de un mismo producto así como la calidad y la cantidad de información asociada al mismo.

Pero si gestionar el conocimiento existente es básico, fomentar la creación de nuevos conocimientos a través del talento y de la creatividad de las personas se convierte en algo que va a favorecer la innovación y que va a permitir estar preparados para el cambio constante en las nuevas organizaciones.

La gestión del conocimiento va mas allá de las tecnologías de la información, la gestión de contenidos y la gestión del conocimiento explícito. Una de sus principales aportaciones es la capacidad de transformar el conocimiento tácito, derivado del número de accesos, a un website y de otros datos estadísticos, en conocimiento aplicad a la transformación y mejora de un negocio digital. Las estadísticas procedentes de los accesos, tiempos de permanencia, compras, y la utilización de juegos, encuestas o concursos en el mismo medio electrónico tienen que ver con las percepciones, los gustos y, por supuesto, con los hábitos de consumo de los clientes y de los potenciales clientes. Traducir este conocimiento -por su procedencia, entre explícito e implícito-, ordenarlo, sistematizarlo y utilizarlo para captar clientes o fidelizar los ya existentes es otra de las aportaciones de una gestión del conocimiento dirigida a la acción y alineada con la estrategia del negocio.

pero aún se puede avanzar más lejos si se crea una comunidad rompiendo las barreras de la organización y transmitiendo ese conocimiento a una comunidad de interés formada por proveedores, a los que se hace partícipes de los hábitos de los clientes con el fin de definir nuevos productos y personalizar la oferta.

Con la experiencia recogida hasta la fecha, se observa claramente que en entornos de e-business, la cadena de valor se transforma y el conocimiento pasa a formar parte de las transacciones entre los distintos agentes: clientes, proveedores, socios estratégicos, socios de canal, etc. El conocimiento se transforma en mercancía y adquiere valor por sí mismo.

La gestión del conocimiento debe aplicarse a la gestión del capital intelectual de la propia empresa electrónica y a las dos áreas básicas del negocio digital: business to business y business to consumer.

En los servicios Business to Business (B2B), centrados en la relaciones con proveedores, necesitamos acumular conocimiento explícito en relación con las prácticas y estrategias de desarrollo de producto, con las políticas y la mejores prácticas de las relaciones con proveedores. Pero también conocimiento tácito de las percepciones y expectativas de la línea de producto.

En las actividades comerciales Business to Consumer (B2C), orientadas al mercado en general o a un sector de actividad específica, necesitamos gestionar el conocimiento acerca de las preferencias e intereses de clientes, del valor del producto/servicio, de los hechos que afectan a la demanda y de los resultados del servicio en relación con la demanda; así como la de la eficacia de la estrategia de marketing y de la marca.

Creando nuevos modelos de negocio u orientando el negocio tradicional hacia estos modelos basados en el conocimiento, se fideliza a los clientes, se innova, se enriquece el capital humano y se obtienen claras ventajas competitivas.

Para diferenciar la oferta, las organizaciones deben explotar el conocimiento crítico inherente a los productos y servicios. englobar la gestión del conocimiento en la implementación de soluciones de e-business será el factor más importante de diferenciación y de éxito.

Hoy en día se valora la capacidad de crear y donde este valor es considerado existe la oportunidad de desarrollar la inteligencia y el marketing digital. 

Combinando sabiduría, conocimientos, información y tecnología se obtiene el poder, el poder de transformar el querer en resultados.

 

IV. Convertir el capital humano en capital de la empresa

Con el fin del empleo a la japonesa de por vida se terminó con el contrato de fidelidad que unía a la empresa y sus empleados. Con la tercerización y a la aparición del trabajador del conocimiento, éste le dio prioridad a su propia carrera, y surgió una dificultad: ¿cómo incorporar el conocimiento tácito y práctico que posee y capitalizarlo, antes de que él se aleje de la organización?

No se trata de afirmar que el vínculo entre la empresa y el trabajador esté roto sino que ha cambiado el formato, ambos se necesitan.

El problema actual no es hacer más de lo mismo, que no esté dando resultado, ya que de esta manera se profundiza el conflicto. Lo que sugerimos es relacionar el capital humano con la política de incentivos de la empresa.

Lo que se pretende es que el trabajador esté motivado a transferir su saber y se acostumbre a transmitir sus observaciones productivas para que luego se incorporen en la marco de una relación sistémica gana-gana.

Como los círculos virtuosos producen contagio, cuando los exploradores del cambio se decidan a expresar, y desarrollen una mirada creativa, generarán un crecimiento de la energía individual la que transportada por los conductos adecuados hacia el objetivo, tornarán irreversible el proceso positivo de la transformación.

Una verdadera fábrica de ideas con un tanque que las recibe, un filtro que las procesa, un proyecto que las sincroniza y un equipo que las convierte, pondrá en marcha en un ciclo continuo de afirmación de la creatividad en el marco de una alianza estratégica de la empresa con su gente.

La diferencia entre la metodología propuesta y el sistema de sugerencias tradicional es que se trata de un proceso de formulación continua de proyectos que enlazan la estrategia del individuo con el propósito de la organización.

Como ya no puede asegurar empleo de por vida, el deber de las empresas es ofrecer un entrenamiento superior que permita lograr la empleabilidad orientada hacia el autoemprendimiento, capacitando para encarar las propias ideas y para llevarlas a la práctica.

La implementación se ejecuta con una estrategia educativa y de comunicación a través de cursos, revistas, carteles, reuniones, concursos, etc., reservando un espacio para la capacitación, la consultoría y el control de gestión.

Antes se diferenciaba al intelectual que trabaja con palabras y con ideas del hombre de acción que lo hace con personas y cosas. Hoy, esa separación no es aconsejable. Un sentido holístico de la actividad humana implica desarrollar en conjunto estas destrezas.

La consecuencia de la tercerización es tener que vivir temporalmente sin dinero ante la desmonetización de los hogares que no permite satisfacer las necesidades ya que sin empleo no hay efectivo.

El sistema propuesto puede despertar a líderes sociales, jugando a ser socios en lugar de patrones y obreros, participando lejos del asistencialismo, como un paso más en la afirmación de los derechos del ciudadano, que implican la redacción de un nuevo contrato social. estamos hablando del recurso fundamental hoy olvidado: la construcción del capital social.

 

V. YO S.A.

Seremos finalmente a lo largo de nuestra vida estudiantes, empleados, emprendedores, empresarios, por eso es IMPORTANTE DESARROLLAR UNA PERSONALIDAD PARALELA…

200 años desde la revolución industrial forjaron la mentalidad de empleado que entrega la iniciativa personal al empleador. Un despido destruye años de trabajo como ofrenda al culto a la tercerización. Agotado el modelo del empleo de por vida a la japonesa, cada individuo debería reaccionar creando su empresa: YO S.A.. No es mediante el voluntarismo como se vencerá al desempleo sino creando el propio trabajo, reinventándolo. El problema es mundial: según el Ministerio de Trabajo de EEUU en el 2005 el principal empleador será uno mismo, como derivado de la economía de la información.

 

¿Cuál es mi capital?

El capital humano posee 3 áreas: intelectuales formadas por conocimientos, títulos y pericias, materiales por bienes, derechos y tecnologías y sociales determinadas por el valor de las relaciones personales y comerciales.

¿Cómo vende Yo S.A.? Si bien el empleo es una especie en extinción, el trabajo deberá hacerse igual. La buena palabra ahora es proyecto y el outsourcing aconseja contratar afuera todo lo que aparte a la empresa de su misión principal.

Y ser el contratado implica una estrategia de marketing personal. Si uno mismo es el producto debe mejorar el contenido actualizándose en el plano intelectual, espiritual y físico. Su cuerpo, el mensaje y su presentación deben responder a su esencia.

Integrase al mundo digital. Optimizado el proceso y entrenado en tanques y fábricas de ideas, Yo S.A. tiene además que lograr una asociación estratégica entre su sistema nervioso cn la PC (el sistema nervioso digital), uniendo la tecnología de la base de datos con la página web personal como resumen y actualización de su memoria. Diseñar una página web es como abrir un negocio: lo importante es lo que se hace con ella.

Los métodos son la mayor riqueza del hombre. Y el problema es la carencia.

En nuestra educación prevalecen los contenidos temáticos sobre los instrumentos de aprendizaje, la zanahoria de la educación como motivación ya no provoca por que se ven demasiados ingenieros taxistas. Para triunfar, la motivación y la metodología, el famoso (know-how), deben ir de la mano en el proceso de obtener resultados.

Pero este cambio tiene una condición: debe reunir la capacidad de crear propia del hemisferio derecho del cerebro con las habilidades analíticas y ejecutivas del izquierdo.

La motivación, la competencia y la metodología, cuando se asocian, producen el incremento de la autoestima, capital intangible imprescindible para cualquier logro significativo. Sin capacidad de ejercer iniciativa, sin seguridad en uno mismo, sin independencia no podemos cambiar la tradicional relación de dependencia que se basa por el contrato en la obediencia, el temor reverencial por la autoridad y el conformismo.

Esta alternativa sugiere considerar a la PC como la extensión natural de la mente armando el equipo cerebro-PC para producir el efecto expansivo de la sinergia y eligiendo las actividades que producen un alto rendimiento. La clave estará entonces en acertar en qué ocupará la mente sus próximos 20 segundos. Eso sí: YO S.A. podrá crear su futuro antes de convertirse una hoja arrastrada por el viento. En lugar del determinismo de Einstein (Dios no juega los dados), apoyamos la teoría de Prigogine de un universo probabilístico y creador.

“creatividad” es un nuevo término que intenta armonizar la capacidad generativa con la ejecutiva. En una primera persona, se conjuga como creoactividad para referirse al nuevo individuo: YO S.A., quien ha decidido convertirse en el arquitecto de su propio destino.

 

VI. Cómo darse cuenta

Es importante considerar el nuevo universo, el universo digital

Las apariencias engañan. La pareja aparente- real, esconde la verdadera realidad. Cualquier hecho puede ser el efecto de una causa oculta, en tanto que su apariencia puede crear la falsa sensación de que es real.

Ejemplo1. Una joven bailarina se sentía lista para convertir su afición en profesión. Cuando llegó a su ciudad una gran compañía de ballet, habló con el director. “Quisiera ser una gran bailarina, pero no sé si tengo talento”. El director le dijo: “Hazme una demostración”. a los 5 minutos, la interrumpió, moviendo la cabeza en señal de desaprobación. La joven llegó a su casa, arrojó las zapatillas de baile y no volvió a usarlas jamás. Años después se encontraron.

– “Hay algo que no entendí. ¿Cómo supo que yo no tenía condiciones?”, preguntó la bailarina.

– Ahhh, dije lo que le digo a todas”, le respondió él.

– ” ¡Pero arruinó mi vida!, pude haber sido bailarina”.

– “No creo. Si hubieras tenido esas dotes, no habrías prestado ninguna atención a lo que te dije”.

Ejemplo2. Entre las calamidades del mundo, está el hambre, y el deterioro del ambiente. Los alimentos nacen de la tierra, que fue degradada por la labranza. Se necesita producir más pero según el paradigma ecologista, no se debe aumentar la superficie, ni emplear ciertos insumos. El problema es aparente, la siembra directa es la solución real: no produce erosión, ahorra agua y combustible, mejora la materia orgánica, es productiva, no contamina.

Los pueblos atrasados, ven pasar la oportunidad sin darse cuenta. El individuo también.

Cuando las apariencias engañan, lo real se hace invisible; no se puede ver ni tocar, el que cree no piensa, percibe según el color del cristal con el que mira.

Buscar lo real es construir la verdad confrontando creencia y realidad, separar lo aparente de lo real y poder hacer presente lo que brillaba por su ausencia.

La bailarina que no percibía su talento, el hambre causado por la falta de visión, el hombre que desconoce su poder, muestran la victoria de lo aparente sobre lo real. La mente humana es hoy gobernada por la apariencia y no por valores. Hay que lograr que redescubra la cultura que está antes de que llegaran estos tiempos.

Para que en su interior construya activamente y no de manera arbitraria, la educación debe revelarse esa otra realidad. Hoy, cuando sólo lo nuevo y lo simple gozan de autoridad, cualquier intento de coherencia se ve como fuera de lugar.

Hay que superar a la idea de que los jóvenes son así y de que no pueden cambiar. la vocación, como llamado interno, que llega sin esfuerzo o búsqueda, debe cambiar por la idea de carrera de información, la que parte de aptitudes e intereses y enseña cómo aplicarlos.

Para Max Weber las consecuencias no queridas de la historia es buscar objetivos previsibles, pero su acción desencadena efectos ulteriores no deseados que producen el efecto contrario.

Cuando vemos que el mundo funciona aparentemente hacia su propia destrucción no podemos dejar de figurarnos el papel del hombre como agente ejecutor.

Usando sólo el 10% de su mente, manejado por poderes que lo alejan de los valores vitales, seducido por la sociedad del espectáculo: el gigante dormido, el 90% que no usa, es irreal. La apariencia de debilidad, de fracaso ante la tecnología, es la contracara de la posibilidad de hacerlo real. Las consecuencias no queridas de la historia generan crisis que permiten capturar la oportunidad. La tensión creativa hacia el cambio positivo reúne dos factores: darse cuenta de dónde estamos y tener un puerto real al cual se quiere arribar.

  

La realidad virtual no es tan virtual

La realidad virtual no es tan virtual como parece. Algo de la realidad real puede no registrarse, mientras que un sueño, aunque irreal, produce una huella física en las neuronas. Durante el sueño profundo la actividad cerebral nocturna selecciona las conexiones nerviosas recientes e importantes. El cerebro asimila lo aprendido, y como si fueran espectadores de un partido de fútbol, que alzan los brazos para hacer una ola, millones de células nerviosas relacionan simultáneamente ante la misma señal.

También un mensaje que circula por Internet puede ser convertido en materia por quien lo recibe, si decide recordarlo. Entonces la información se corporiza, ya que por la ley de conservación de la energía: nada se pierde, y todo se transforma.

Inciden en el impacto la fuerza del mensaje o la calidad del intercambio, y entonces un mensaje puede equiparse a un objeto existente y real. “Ser es ser percibido”, dijo Berkeley, y expresó Ramón de Campoamor (poeta español del siglo XIX): “En este mundo traidor nada es verdad ni es mentira; todo es según el color del cristal con que se mira”.

Si aceptamos quimeras o convenciones, que vienen de la imaginación, de la comunicación, o de la historia, se registran como presencias verdaderas. Errar es humano, pero vemos sólo lo que la cultura nos condiciona para ver. 

Toda la realidad está virtualmente construida. Desde textos y medios; los lenguajes y recursos son inseparables y muestran lo virtual de la realidad como potencia de fuerzas, relaciones y programas que se actualizan y se concretan; adecuándose a la ocasión. La “realidad virtual” del ciberespacio, posee más virtualidad que la realidad “natural”. Puede ser beneficiosa o perjudicial, agradable o angustiante. Depende de qué, cómo, cuándo, por qué, para qué y quién. Porque, en su base está el hombre -el realizador de toda virtualidad- resolviendo sus necesidades sustituyendo o creando lo que no tiene, haciendo uso de los bienes que las fuerzas históricas desencadenan: combatiendo el frío con abrigos porque no tiene la piel gruesa del oso; volando en avión, al no tener alas como el pájaro. Toda realidad alberga la virtualidad. Toda cultura potencia y actualiza lo que está dado por la capacidad humana de anticipar. La comunicación es siempre vital, ya que no se puede no comunicar.

El espacio virtual o ciberespacio conforma la sociedad de la comunicación. Al hombre le corresponde la última palabra que lo llevará al Apocalipsis o al bienestar, según como aplique la teoría del caos. Pensamiento, lenguaje, comunicación son inseparables. El hombre posee conciencia y la imaginación creadora para concebir, proyectar, y “virtualizar” lo que luego se hará concreto y nuevamente “virtual”, en un continuo desarrollo dialéctico.

Una potente interfaz de comunicación con el exterior, procesa las sensaciones que reciben los sentidos, se trata de un eficiente ordenador: hablamos del cerebro.

Pero la Realidad Virtual como tecnología engaña a los sentidos, hace creer que estamos en un mundo que sólo existe dentro de un ordenador. En su uso terapéutico y beneficioso, un caso electrónico transporta al paciente con quemaduras a un paisaje nevado y “distrae” la zona cerebral que sufre el dolor cuando se limpian las heridas. Lo esencial es que los usuarios tiene la ilusión de estar en el mundo creado por la computadora, lo que consume muchos recursos de vigilancia, disminuyendo la atención disponible para atender al dolor.

Hoy podemos diferenciar la realidad virtual de la real, pero ¿qué pasará en el futuro? A la realidad la manipula nuestro cerebro, pero en la realidad virtual una maquina manipula nuestra percepción. La película “El show de Truman”, trata de una persona cuya vida es alterada por una empresa televisiva que lo condiciona desde que nació. Vive en un estudio de TV, creyendo que vive su vida sin saber que todos los que lo rodean son actores.

 

La verdad y la realidad virtual

Lo irreal puede hacerse real cuando se lo acepta, así como la mentira repetida muchas veces parece verdadera. El problema de lo real es cómo se lo construye en la mente. Además no son los ojos los que observan, son impotentes sin la dirección de la memoria y de la mente. Vemos lo que queremos ver: el deseo dirige la percepción.

Para complicar este análisis, la realidad no es fija, está sujeta al cambio. La realidad virtual es un desarrollo informático que en sus comienzos se orientó a la simulación del vuelo y posteriormente derivó hacia aplicaciones múltiples.

Pero la dupla realidad virtual suena contradictoria, asocia la palabra “real” -lo que existe- con “virtual” -lo que puede producir un efecto, o es aparente-. 

Técnicamente, realidad virtual es un espacio de síntesis artificial que engaña a la percepción pero genera movimientos reales en los músculos. Mientras que a la realidad es percibida por los sentidos, aquí y ahora; en la realidad virtual uno cree estar donde no está y ser lo que no es.

Sueños y alucinaciones son virtuales aunque involuntarios, el estado natural es la conciencia; si realmente nos desconectáramos del mundo no podríamos sobrevivir.

Sin embargo, el hombre está siempre insatisfecho, destruye creativamente lo existente, y sus formas voluntarias de desconexión, para llegar a una realidad distinta. Corre un riesgo: cuando tomó la decisión, pierde la posibilidad de controlar la situación.

La literatura y el teatro también crean ficciones, apelan a nuestra imaginación de mundos virtuales que no podemos modificar. La realidad virtual ofrece un espacio donde podemos interactuar. No hay narración ni identificación con el personaje porque uno mismo es el protagonista. Es un mundo privado, sin responsabilidades, libremente creado por la fantasía, donde las acciones están exentas de cualquier condena social.

Las claves de la realidad virtual son: inmersión para sentir la realidad alternativa y no verla desde afuera, navegación o libre movimiento en el ciberespacio y manipulación para lograr que el mundo virtual responda como se quiere que lo haga.

En la realidad virtual no se distinguen lo real y lo ficticio. Esto ocurre también al drogadicto o al que es manipulado por la opinión pública, como en la “caza de brujas”. Se puede magnificar, disminuir o anestesiar un suceso alterando los órganos sensoriales. Por lo tanto, al percibir e interpretar: ¿estamos leyendo o estamos creando?

La primera PC desarrollada en el Instituto Weizmann de Israel, fue bautizada “Golem”. Un ser mítico dio el nombre a la criatura científica, inventada por el hombre. El Golem combina las 22 letras del alfabeto hebreo, los elementos de la construcción del universo. El nuevo Golem usa el 0 y el 1 y todo puede ser convertido a estos dos signos básicos.

Recorriendo las innovaciones se revelan situaciones paradojales. somos los usuarios quienes creamos la tecnología al aceptarla y no ésta la que decide qué usuarios seremos. Toda innovación social nos despierta de los dogmas y nos hace concientes de que somos cógerentes de invenciones como internet.

¿Cuáles serán las próximas innovacines? Lo que es seguro es que podemos repensarlas, rediseñando nuestra visión del futuro. El desempleo y las tendencias culturales que apuntan a fortalecer el deseo hicieron renacer nuevos oficios  y destrezas como el trueque. Ante las crisis, la rueda hoy gira hacia la autorrealización; imaginar o hacer lo que se quiere y además sentirse creativo.

Sin embargo, la verdad exige dar prioridades al principio de realidad sobre las impresiones, ideas o deseos. La verdad es un ideal de búsqueda que se expande con cada verdad que se encuentra.

La realidad virtual del ciberespacio creado por las tecnologías de la comunicación no puede hacernos olvidad que si nos perdemos en el ciberespacio también podemos desconectarnos; mientras que la tierra, el sol y la luna están ahí aunque pretendamos ignorarlos. Apartarnos de la verdad sustituyéndola por lo que funciona o conviene, es devaluarla. La sobredosis de información no implica el saber e incluso puede hacernos perder el sentido.

Cuando la realidad se convierte en información, entonces puede ser manipulada a voluntad y nos expone a ser controlados por lo que detentan el poder tecnológico para que sean ellos los que decreten lo que es políticamente correcto.

 

Principios y fines de la realidad virtual

La realidad virtual fue inventada por la tecnología, pero la realidad percibida, fue inventada por el hombre. La realidad virtual es un espacio físico-temporal inexistente. La TV es nuestro tercer ojo, hay que estar en la TV para existir.

Pero ello deforma la visión, la adapta, porque lo televisivo es pequeño y dinámico. Por eso, para mantener el raiting necesita movimiento y novedad.

La verdad en la Física se basa en axiomas, en lo que existe. En la ley de la gravedad no se conoce el origen de las fuerzas. La biología carece de axiomas, “la propiedad del hombre es su deseo de vivir”: tiene una meta y recursos para alcanzarla.

Para los mecanicistas las leyes Físico-Químicas originan la vida, pero ¿cuál es el papel de la Biosfera? Es un sistema viviente que abarca a todos los seres, cuya evolución deriva de su desarrollo. En un superorganismo las partes hacen a la superviviencia del todo. Al revés, un tumor, es una parte que intenta sobrevivir por sí misma, provocando la muerta. En la Biofera el hombre es su cerebro y si funciona mal la perjudica.

La mnemotecnia es el precedente de la realidad virtual. Sin la escritura el hombre la usó para luchar con el olvido. El poeta Simónides pudo identificar a todos los muertos, desfigurados al destruirse el recinto. Así la memoria se protegió del olvido, pero no pudo defenderse de la escritura. La mnemotecnia como la realidad virtual crea un espacio mental e incorpora imágenes. Es un viaje virtual donde se lee la huella con los ojos de la mente, así se consolida, y desde ella se accede a lo que pasó. Lo que entra por la aduana de los sentidos se guarda en ese depósito. En la memoria natural las imágenes aparecen la mnemotecnia dirige hacia lo que antes ayudó a guardar. La persona ordenada siempre encuentra lo que busca.

La realidad virtual es diferente, no es un espacio de recuerdo sino de juego o aprendizaje , que no puede reemplazar la sensación, el esfuerzo por sostener el recuerdo y combinarlo según los fines propios del sujeto. Un procesamiento lógico puede crear una realidad artificial alejada de la realidad “real”.

Jugar experimentar y colaborar son formas de aprendizaje poderosas, hasta los animales aprenden jugando. Los juegos de PC crean adicción. Detectando más populares son los acertijos online. Necesitamos investigar qué se siente al jugar, la motivación y placer que provocan, la inteligencia humana se desarrolla resolviendo problemas.

El hemisferio derecho siente el entorno, lo intuye y lo respeta. Una naturaleza sólo virtual, a la medida de la razón, lleva a excesos de la tecnología, crea objetos innecesarios, usa mal los recursos naturales; produce basura y obliga a la naturaleza a crear nuevos ciclos para destruirla.

El sincretismo de una mente sinterizadora consiste en crecer más hacia dentro, no en calcular mecánicamente, escapar a la publicidad y ser más conscientes de lo que se consume y se genera; tener en cuenta que no somos individuos aislados, que todos nos necesitamos y que debemos disponer de tiempo para estar más con la naturaleza.

Debemos saber si el mecanismo invisible de autorregulación que actúa en la Biosfera, opera también en nuestros cerebros. Es un imperativo evitar que destruyamos el planeta.

La responsabilidad está en reflejar, con la mayor objetividad posible, los datos de la realidad, aun al costo de ir contra las propias ideas. Aquellos que se engañan con sus preferencias, o cuidando sus beneficios, se descalifican, y cuando crean lo hacen desde bases falsas. Al confundir cosas con proposiciones, es posible que nos sometamos a la dictadura de la voluntad que a través de la tecnología y de lo políticamente correcto, pretenda construir una realidad que nos haga perder en el ciberespacio, ignorando lo que efectivamente es y existe. En el mundo feliz de Huzley se observa el peligro de racionalizar al hombre, el costo es una humanidad disminuida.

Descontrolada la biotecnología crea consumidores compulsivos generando deseos artificiales de lo superfluo, actúa sin límites ni frenos. Desde hace tiempo pese a todo el progreso tecnológico se siente el desencanto.

Como dijo Shakespeare: “algo huele mal en Dinamarca” … y en el mundo actual.

Cualquiera sea la actividad en la cual nos desempañemos tenemos que aprender a manejar las nuevas fuerzas, a poner un límite al poder que nos agobia.

 

Te tomo la palabra

La comunicación virtual no es tan virtual como parece y el valor del contacto físico es relativo: se puede conocer a alguien y luego no verlo nunca más. El signo del hombre es la palabra. Es el único ser que a lo largo de la historia pudo tallar la tecnología del alfabeto en su cerebro, logrando una capacidad de comunicación que ninguna otra especia posee.

El cerebro humano guarda información con agentes químicos que por impulsos electrónicos circulan por las neuronas, se cuantifican como energía y vuelven a transformarse en materia. Hoy, las ideas circulan por Internet y quienes las recibe las reconvierte en su cerebro según la calidad del mensaje y de su relación con el emisor.

La información sirve cuando la procesa el conocimiento. Así, el automatismo de cortar el cordón umbilical apenas el nace bebé, impide la dotación del cerebro, lo que se lograría con sólo un minuto de espera. La inversión intelectual en los 2 primeros años de vida es clave, luego no hay plata que alcance. 3.695.830 argentinos desertan en primaria, Otros arrastran problemas de lectura. La universidad no puede recomponer lo que no existe. No se enseñan las reglas de la lengua, como si atacaran la creatividad. El estudiante no sabe que no sabe porque nadie se lo dice y sus exigencias son incongruentes con su capacidad.

Internet podría ayudar. El chat, por ejemplo, reemplaza imagen por palabra, hace practicar lectura y escritura, genera fluidez e invención de códigos par aun nuevo canal, hace pensar rápido y sin distracciones. ¿Es posible un uso pedagógico de la tecnología?

El web site www.france-web.com, informa sobre el acceso al trabajo y a la universidad. En Francia, para ser profesor de secundaria hay que estudiar, la educación es prioritaria. En naciones sanas, en la tabla de preferencias, la educación compite con la trivialidad y E-gana.

Shakespeare utilizó 33 mil palabras, hoy muchas obras no alcanzan a 900.

Dicen que una imagen vale por mil palabras pero una palabra-concepto sintetiza mil imágenes diferentes. El pensamiento requiere de la imagen, pero la imagen necesita el cable a tierra de la palabra que limita su ambigüedad.

La clave es dar un buen nombre al pensamiento porque es el intercambio con el concepto (más cerrado) para crear el sentido real. El ejemplo: ponerle un mal nombre a un archivo de Word puede significar horas de búsqueda infructuosa.

Internet es el disco rígido global que atesora conocimientos y relaciones.

Vincula a los buscadores del tesoro del saber con quienes lo ofrecen. El marketing digital es el medio que vincula la oferta y la demanda digital. El que ofrece un producto, un servicio o un conocimiento debe adivinar la palabra que elegirá su cliente o lector, en el momento de empezar a navegar para lo que necesita contar con un soft inteligente.

Al liberar a la mente de pensar en lo que el soft soluciona por sí mismo, se concentrará en imaginar las 50 frases de definen lo que ofrece, para que cuando el navegador haga click en alguna de ellas, su página web aparezca en la pole position y la visite.

Muchos siglos pasaron desde la invención del alfabeto, hoy que nuevas tecnologías permiten cruzar todas las fronteras, el abc es más necesario.

Ensamblar el sistema nervioso humano y digital, el alfabeto y los bytes; reúne a la gente y aumenta su productividad. como arte de magia se recupera el pasado (capital intelectual) y los contactos (capital social). Y así el conocimiento no es sólo un territorio del cerebro, se encuentra disponible en la red de Internet humanizado. Para lograrlo la destreza básica es inspirar información y exhalar conocimiento. Ahora que encontramos el camino para que la información se convierta en la materia prima del conocimiento.

¿Encontraremos el atajo para retornar del conocimiento a la sabiduría?

¿Haremos del mundo un mundo mejor?