CEREBROS QUE MEJORAN CON LA EDAD Y CON EL ENTRENAMIENTO

cerebros-que-mejoran-con-la-edad-y-el-entrenamiento- Notas del director - Horacio Krell

CEREBROS QUE MEJORAN CON LA EDAD Y CON EL ENTRENAMIENTO

por Horacio Krell*

Hay viejos jóvenes y jóvenes viejos. El niño es el padre del hombre que será y según la educación que reciba prolongará su vida útil. Se midió cómo evolucionan las redes cerebrales implicadas en la alerta, la orientación y la inhibición ejecutiva en los adultos mayores.
Existe la creencia de que con los años disminuyen las capacidades cognitivas.
Los hallazgos, publicados en la revista Nature Human Behaviour, muestran que, las dos funciones que permiten recibir nueva información y centrarse en lo que es importante, pueden mejorar en aspectos críticos de la cognición como la memoria, las decisiones, el autocontrol, la navegación, las matemáticas, el lenguaje y la lectura. Estos resultados tienen importantes consecuencias para la forma en que se debe entender y promover el envejecimiento.
Se asume que la atención y las funciones ejecutivas disminuyen con la edad. Pero ciertas habilidades mejoran durante el envejecimiento si se practican a lo largo de la vida para evitar el deterioro del cerebro logrando un envejecimiento sano y evitando los trastornos. Los estudios se centraron en las edades donde la cognición suele cambiar durante el envejecimiento.

Redes cerebrales de alerta, orientación e inhibición ejecutiva

Cerebros que mejoran con la edad y con el entrenamiento - Notas del director - Horacio Krell
Cerebros que mejoran con la edad y con el entrenamiento – Notas del director – Horacio Krell

Tienen características diferentes y dependen de distintas áreas cerebrales, neuroquímicos y genes, por lo que pueden mostrar diferentes patrones de envejecimiento. La alerta se caracteriza por la vigilancia y preparación para responder a la información entrante. La orientación implica el desplazamiento de los recursos cerebrales hacia una ubicación concreta en el espacio. La red ejecutiva inhibe la información que nos distrae o entra en conflicto, y permite centrarnos en lo más importante.

Utilizamos los tres constantemente

Por ejemplo, cuando se conduce un coche, la alerta es la mayor preocupación cuando se llega a una intersección de calles. La orientación se produce cuando cambia la atención a un movimiento inesperado, como cuando aparece una animal en la ruta. Y la función ejecutiva permite inhibir distracciones como los pájaros o las vallas para seguir concentrado en la conducción. La hipótesis es que, dado que la orientación y la inhibición son habilidades que permiten atender selectivamente a los objetos, se pueden entrenar practicando a lo largo de la vida y compensar así el declive neuronal subyacente.
En cambio, la alerta disminuye porque el estado de vigilancia no se puede mejorar con la práctica. Las habilidades de orientación e inhibición implican muchos comportamientos, y los resultados tienen implicaciones que cambian la visión de cómo el envejecimiento afecta a la mente y pueden conducir a mejoras incluso para los pacientes con trastornos graves como el Alzheimer. No se han conocido casos de Alzheimer en ajedrecistas famosos en ejercicio.

El pensamiento lateral

Cerebros que mejoran con la edad y con el entrenamiento- Notas del director - Horacio Krell
Cerebros que mejoran con la edad y con el entrenamiento- Notas del director – Horacio Krell

El entrenamiento cognitivo estimula a pensar fuera de la burbuja, a romper el molde que encasilla al cerebro, a ser creativo e innovador. ¿Cómo resuelves el siguiente dilema? En ciertos gremios, un empleado necesita un permiso para poder realizar un trabajo, pero la condición es que primero haya hecho un trabajo en ese ámbito?
Ese es el estilo de preguntas que desafían la lógica y que para responderlas no basta enfrentarlas con un pensamiento meramente crítico. Con la intención de liberarnos de la tiranía de la lógica a través del pensamiento creativo, estas ideas han sido adoptadas por personas tan diversas como artistas, educadores, políticos y empresarios. Se promueve el pensamiento lateral para aprender a romper el molde o las limitaciones establecidas por la manera convencional de ver las cosas.

La cama,  el baño y el colectivo

Hay diferentes maneras de pensar. Para resolver un problema con el pensamiento vertical se empieza en el punto A, se va al B, luego al C, etc., como siguiendo una receta. Ese es el pensamiento lineal o crítico. Para resolver algo de manera lineal, se piensa en las opciones y se confecciona una lista de los pros y los contras. Es un proceso de evaluación, encontrar errores y editar ideas enfocadas directamente en el problema. Cuando no sigue ese proceso lineal es cuando se piensa lateralmente. El cerebro entra en un modo creativo y esa creatividad no se sabe de dónde viene y se obtienen resultados inesperados. Para

Einstein la lógica te lleva desde A hasta B, en cambio la imaginación te lleva a cualquier parte.

La inspiración suele llegar en los momentos menos esperados. Los lugares comunes son la cama, el baño y el colectivo, cuando el hemisferio lógico dominante rebaja la atención y aparecen las ideas que surgen del hemisferio derecho, más creativo pero controlado.
Surgen buenas ideas sin estar pensando en el problema. Son momentos en que se activan las ondas alfas que abren la puerta a la creatividad y la inspiración. Es una red neuronal difusa que se activa cuando el cerebro deja de hacer cosas específicas y empieza a divagar. 

La originalidad que genera el pensamiento lateral

Innumerables ideas empresariales surgieron del pensamiento lateral que será más importante a medida que la inteligencia artificial y otros tipos de sistemas informáticos se encarguen de las tareas más rutinarias, repetitivas.
Los pensadores laterales son fantásticos para sacar a las empresas de crisis. Steve Jobs, el fundador de Apple era muy creativo, pero decía: “No me puedo adjudicar el crédito de las ideas que tengo porque simplemente me llegan”. No había un trabajo involucrado en la generación de sus ideas. La educación debería ser un espacio donde promoverlas. Los niños son los mejores creadores, porque no saben cómo funciona el mundo y no están sujetos a los mismos lazos restrictivos, el niño es el padre del hombre que será. Pero las escuelas quieren que los niños se callen y se concentren, que es lo opuesto a lo que la creatividad exige. Los niños son los mejores creadores porque no están sujetos a los lazos que restringen a los adultos.

El pensamiento lateral se puede entrenar y mejorar

Y con la práctica  puede usarse para crear una perspectiva más fresca, que aclara la visión para hacer surgir la respuesta. Una de sus técnicas es la reinterpretación cognitiva. Un señor perdió las llaves de su casa y sabía que su hijo de 3 años había estado jugando con ellas, así que buscó otra perspectiva, se agachó al nivel de los ojos del niño,  y eso le reveló una nueva serie de superficies, donde encontró las llaves. Al librarse de creencias y mirar con otro lente, resolvió el problema. Es necesario identificar cuando el cerebro deja de pensar en forma lineal y resuelve el problema sin enfocarse en él.

La mente sigue activa

Se puede preparar la mente con un tema, con un problema que se quiera resolver, pero luego hacer algo para dejar de pensar.
Salvador Dalí solía echarse en un sillón agarrando unas llaves pesadas en sus manos. Cuando entraba en ese estado semiconsciente antes de dormirse, las llaves se le caían de la mano y hacían un estruendo que lo despertaba y entonces aparecía una idea.
Había activado las ondas alfa, un estado que le generaba mayor creatividad. Lo que se necesita es tomar el siguiente paso: cómo elegir las ideas que sean prácticas y útiles.  Hay gente que tiene experiencia de la vida real y puede dar en el clavo inmediatamente, pero también hay gente que puede obviar todo eso y arriesgarse a proponer algo que suena inverosímil.

La técnica doble diamante

Implica reunir personas que generen ideas con otras pragmáticas que puedan optar por las que se puedan implementar mejor. En la tormenta de ideas se le dice sí a  todo sin juzgar, nada se rechaza. Esa es una manera abierta de pensar, pero luego se examinan las opciones y el pensamiento se cierra. Primero se abrió el diamante para dejar fluir todas las ideas, y luego se cerró para filtrar las que son pragmáticas y con mayor probabilidad de éxito. Se puede aplicar el método de pensamiento lateral para generar ideas y luego emplear el pensamiento crítico para medir la efectividad de esas ideas una vez implementadas.

Cuando el cerebro es víctima de su propio éxito

Mientras pasan los años las partes fundamentales del cerebro, de las que salió el pensamiento lógico, todavía están ahí, hacen lo que siempre han hecho, como el cerebro instintivo que comparte la misma sustancia cerebral con los reptiles. En el mismo cerebro se desencadenan reacciones primitivas para protegernos. Debido a que somos tan inteligentes y complejos, podemos experimentar la misma respuesta de miedo genuina por cosas que quizás nunca sucederán: que podría perder mi empleo o que mi pareja me abandone, aunque no tenga evidencia real de que eso va a pasar.
Se desencadena la misma respuesta de miedo y eso causa estrés. Poseemos las regiones cerebrales más poderosas adheridas a las más simples, a las más directas, y eso causa mucha confusión. Por eso hay gente que está tan ansiosa. El neocórtex es flexible y receptivo; el cerebro reptiliano es un animal de costumbres y no desea cambiarlas. Hay quienes piensan que saben más porque son mayores o porque llevan años haciendo lo mismo. No se convencen de programar ordenadores e insisten en usar ña máquina de escribir porque así lo hicieron siempre.
Poseemos un sistema digestivo sofisticado que nos ayuda a asegurarnos de que tengamos la comida adecuada en el momento adecuado, nos estimula el apetito, nos reduce el hambre, es un proceso muy complejo que ha evolucionado durante millones de años. Pero el cerebro dice: “no, quiero más comida chatarra, calorías, dulces y desautoriza al sistema digestivo. En cierta forma el cerebro asume el rol de su peor enemigo, al tratar de anticipar las cosas malas.

La conducta humana motivada

Hay una conducta que proviene de las emociones,  es un proceso compuesto por cuatro etapas que se deben atravesar si se pretende llegar a buen puerto: activación, dirección, impulso y culminación. Se arranca el coche (activación), se lo dirige (hacia adelante, hacia atrás), se aprieta el acelerador (impulso) y se maneja hasta llegar al destino (culminación). En el cerebro la dopamina es un neurotransmisor que funciona como el combustible que hace funcionar el automóvil: sin él, el coche no arranca, ni avanza.
Una de sus funciones es que influye en la motivación de la conducta y en el control del movimiento. Con los antidepresivos se está mejor de ánimo pero con falta de motivación.
Es clave recordar la importancia de la dopamina que aparece ante cualquier estímulo que sea novedoso, sea agradable o no. Por ejemplo, ante una situación estresante se libera dopamina ya que cualquier agente estresor es importante para el organismo que debe lidiar con él.
La motivación mueve a un individuo a realizar una u otra conducta según los deseos o necesidades que tenga. El fin  es alcanzar un objetivo y está presente en todas las elecciones  respecto a la comida, el trabajo, la vida social, la búsqueda sexual. Sin ella y en cantidades adecuadas, ningún conductor –por bueno que sea– logrará que funcione bien el motor.

Una metodología para el cerebro

El cerebro de Einstein no se diferenciaba por el hardware sino por el software que lo hacía funcionar. Al transitar entre el pensamiento lógico y el creativo descubrió que la imaginación es más importante que el conocimiento.  Estudiando el cerebro de los genios se creó un sistema que asocia las inteligencias: espiritual, emocional, creativa, estratégica, ejecutiva, social, comercial y digital; que complementan su inteligencia especial. El poder inteligente es un querer con eficacia que usa la memoria para crear y no para repetir.

Métodos precisos. Si no se puede medir no se puede mejorar

La neuróbica (entrenamiento neuronal) sirve para compararse con los modelos de la excelencia (bench marking) y para desarrollar el empowerment (poder interior) bloqueado por las carencias metodológicas.
Como descubrió Pareto, (ley 80/20), el 20% de los factores provocan el 80% de los resultados. Al aplicar la palanca de Arquímedes sobre esos mínimos vitales se potencia el rendimiento. La mejor inversión es educar, potenciar y saber usar los recursos para tener el cerebro listo cuando los años pasen. Es darle más vida a los años antes que darle más años a la vida.

El cerebro no se arruga, el cuerpo sí

Lo dijo Rita Levi Montalcini, quien obtuvo el premio Nobel, por aislar el factor del crecimiento neuronal. A los 100 años, se mantenía muy activa por la plasticidad de su cerebro. Pese a que mueren muchas neuronas, creaba nuevos caminos porque lo que lo mantenía ilusionado y activo. En “El as en la manga” dice que el cerebro es el “as” en el juego de la vida. La plasticidad compensa la pérdida de neuronas reorganizando a las que sobreviven. El requisito es conservar la curiosidad, el empeño y la pasión. Su legado es el mensaje de tener clara la misión en la vida.

Como una página en blanco

El arrugue del cerebro es necesario para que la neuronas quepan en el cráneo, así como se arruga una hoja dentro de un vaso. Los bebés no se bastan a sí mismos pero una tortuga recién nacida no depende de nadie. Esa debilidad le brindará la oportunidad. Muchas destrezas superan al instinto o la genética. La habilidad mágica de tallar el alfabeto en el cerebro, le da a la larga la superioridad sobre todas otras especies.
Hay viejos jóvenes y jóvenes viejos, ricos y avaros, enamorados y sin amor, lúcidos y viejos. El anciano compensa la rebaja de su agilidad, con la inteligencia cristalizada, fruto de la experiencia y del conocimiento. El cerebro cambia con la calidad de vida, una vida aburrida es un seguro de que el cerebro también lo será. Un hemisferio cerebral es la mitad de un órgano único de dos partes, no como el riñón donde se puede perder  uno y el otro sigue trabajando. Sin la mitad del cerebro se pierde información única y específica que no puede ser reemplazada. El cerebro es lo más organizado y complejo de nuestra anatomía, y se desarrolla durante toda la vida, porque durante toda la vida somos capaces de aprender.

Los cerebros pueden progresar siempre si descubren su genio interior y se entrenan con los mejores métodos que constituyen su principal riqueza. Somos los arquitectos creadores de nuestro propio destino, si nos apoya una educación que promueva el autoconocimiento. Los que lo logran son los que pueden afirmar: “vida nada te debo, vida estamos en paz”.
*Director de Ilvem. Mail de consulta horaciokrell@ilvem.com o +5491154224742

Nota asociadas:

Proteger al cerebro del paso de los años

–  Aprende a usar tu cerebro

Cursos relacionados a la nota:

– Curso de Lectura Veloz

– Curso de Memoria

– Curso de Método de estudio, concentración y audiencia 

BUSCAR

COMPARTIR

NEWSLETTER